El Partido de la Liberación Dominicana es garantía de la democracia

El Partido de la Liberación Dominicana es garantía de la democracia

Nadie puede regatearle al Partido de la Liberación Dominicana que sus gobiernos han mantenido en vigencia el principio democrático básico de que el acceso al poder depende de la realización de elecciones libres y competitivas, con voto universal y con la posibilidad efectiva de que se produzca una alternancia pacífica. El PLD nunca ha tenido miedo a someterse al escrutinio de las urnas.
En el 2000, el PLD propició la alternancia, reconocimos que los resultados electorales de las elecciones de ese año nos eran adversos y no fuimos obstáculo para que se produjera el cambio. En 2004, con todo y una Junta Central Electoral (JCE) integrada de manera apabullante por miembros del entonces partido de gobierno, en un ambiente enrarecido por las presiones gubernamentales, el PLD participó en el certamen electoral de ese año y ganó las elecciones.
Todas las elecciones que se celebraron desde entonces han sido ganadas por el PLD y, en los casi 16 años transcurridos, los avances democráticos han quedado patentes en una cantidad importantes de reformas institucionales orientadas a dotar al país de mejores instrumentos que aseguren mayor responsabilidad y rendición de cuentas entre gobernantes y gobernados.
Pero no se trata solo de avances democráticos. También se han producido mejoras tangibles en los niveles de vida de las mayorías así como avances concretos en la ampliación de los derechos socioeconómicos de nuestros ciudadanos.
Si tuviéramos que resumir muchos de esos avances diría que nunca como ahora:
• Se ha propiciado un clima de paz y convivencia pacífica, garantizando los derechos individuales.
• Se han mejorado las condiciones de vida de los dominicanos. La mayoría vive hoy mejor que en cualquier época anterior
• Se ha reducido tanto la pobreza y el indicador de subalimentación. Hoy el dominicano come más y mejor que antes.
• Ningún gobierno ha mostrado más sensibilidad por los desfavorecidos.
• Ha habido tantas oportunidades para nuestros jóvenes para que puedan estudiar.
• Ha habido más integración de la mujer al mercado de trabajo.
• La esperanza de vida ha sido tan larga en República Dominicana.
• Nuestro país ha sido motivo de admiración por los países de la región
Todo eso es lo que me lleva a decir que al PLD y sus gobiernos hay que reconocerle que han garantizado el mayor periodo de estabilidad política, económica y social en nuestro país, con todo y que hemos tenido que soportar con estoicidad el irrespeto permanente y acusaciones de todo tipo en aras de proteger la democracia y para que no se argumente que se violan los derechos civiles y políticos.
Una expresión clara del compromiso democrático del PLD lo constituyó la manera como se integró la actual Junta Central Electoral. Sus integrantes, de manera mayoritaria son ciudadanos no vinculados a partidos políticos, que recibieron el beneplácito de todos los sectores del país. Lamentablemente hoy, desde sectores que tienen miedo a someterse al veredicto de la ciudadanía, se le trata de desacreditar

Más leídas