El país no tiene infraestructura de calidad para DR-CAFTA

El país no tiene infraestructura de calidad para DR-CAFTA

ALEIDA PLASENCIA
El país no tiene una infraestructura de calidad preparada ante la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana (DR-CAFTA), por lo cual la Dirección Nacional de Normas y Calidad (Digenor) trabaja en coordinación con el Consejo Nacional de Competitividad (CNC) para buscar una solución a ese problema.

Así lo informó el director de Digenor, doctor Julio Santana, tras explicar que ante la desgravación arancelaria, el obstáculo que pudiera tener el país para que sus productos lleguen a los mercados internacionales serían que su calidad no esté certificada por organismos reconocidos mundialmente.

Se proponen lograr que Digenor sea certificada por un organismo internacional, según informó.

«Tu capacidad competitiva es fuerte o no, en la medida en que tu calidad esté certificada», dijo. «Para ser franco, sostiene Santana, quizás estamos en la peor condición en el conjunto de socios del DR-CAFTA, no estamos acostumbrados a competir con calidad, no existe una mentalidad favorable hacia la calidad y no hay una cultura nacional de calidad», dijo.

De acuerdo a los explicado por el doctor Santana, el país carece de fortalezas institucionales, y «perdió casi 30 años utilizando a Digenor para fines políticos o para hacer favores a los amigos y no tuvimos la capacidad de previsión, olfato y agudeza para intuir cambios inevitables en el contexto internacional». Para tratar de buscar solución a esta situación, las autoridades de Digenor se han venido reuniendo con representantes del CNC a los fines de trabajar en establecer la infraestructura requerida para la creación del «Sistema Nacional de Calidad». Uno de los componentes principales para ello, dijo, es la Digenor, porque tiene que ver con reglamentaciones técnicas y con evaluación de la conformidad y de metrología.

Sostuvo que el aseguramiento de la calidad, es decir, la evaluación de la conformidad, supone «que tengamos confianza en las evaluaciones que se hacen de acuerdo a las especificaciones de las normas o reglamentos técnicos». Entrevistado en el Encuentro Económico de Hoy, junto al ingeniero Héctor Martínez Olivo, director técnico de Digenor y  el doctor Cristino del Castillo, encargado de Relaciones Públicas, Santana explicó que esa confianza sólo puede emanar de la competencia técnica que verifica, a través de las actividades de certificación y acreditación partiendo de guías y reglamentos internacionales».

«La infraestructura de calidad -sostiene Santana- se refiere a la funcionalidad de todos los componentes de la cadena técnica denominada MNEC (metrología, normalización, pruebas, ensayos y calidad)». Esta cadena, dijo, no termina en la calidad, sino en el establecimiento de la conformidad con requisitos definidos en normas (certificación) y reconocimiento de competencias técnicas (acreditación).