El optimismo y el color iluminan el arranque de Cibeles Fashion Week

El optimismo y el color iluminan el arranque de Cibeles Fashion Week

Madrid.  EFE.  Con el objetivo de perfeccionar y aportar calidad al guardarropa femenino, arrancó ayer la 53 edición de Cibeles Madrid Fashion Week, aderezada con notas orientales y un guiño a los años 60 y 70, jornada en la que hubo muchos pespuntes de color y optimismo. 

 Inspirado en una mujer ecléctica y moderna, Jesús del Pozo abrió la jornada matinal con una colección elaborada, en su mayor parte, con grandes pliegues, volúmenes y aperturas, en la que los hombros perdían protagonismo en favor de acentuados cuellos y mangas.     Para el hombre, Verino apostó por trajes clásicos con la pernera muy estrecha en tweed y príncipe de gales, además de abrigos de paño y chaquetones.