El mareo en niños y adolescentes

El mareo en niños y adolescentes

El mareo es un síntoma por el cual el individuo siente que él o su ambiente se mueve o da vueltas. La sensación puede asociarse a náuseas y vómitos.

Los mareos en niños presentan un problema de diagnóstico para el médico, sobre todo cuando afectan a niños pequeños, quienes no pueden describir bien la sensación.

Sin embargo, aunque a veces su médico no podrá decirle con exactitud la causa del mareo, en la mayoría de los casos se deberá a condiciones benignas que cesarán por sí solas.

[b]ENTRE LAS CAUSAS DE MARCO TENEMOS:[/b]

Infección del oído medio o interno.

Enfermedades virales.

Montarse en carro, avión o embarcación.

Anemia.

Medicamentos.

Causas psicológicas o emocionales.

Levantarse repentinamente de un asiento o una cama.

Niveles bajos de azúcar en la sangre.

Migraña o jaqueca: aquí, el mareo puede acompañar o no al dolor de cabeza.

Convulsiones: pueden manifestarse únicamente como mareo severo.

Si se trata de un adolescente, hay que pensar en embarazo como posible causa.

[b]MANEJO[/b]

Los marcos deben ser evaluados prontamente por un médico cuando causan excesiva incomodidad o se asocian a pérdida de conocimiento, fiebre, náuseas y vómitos.

Si el mareo comenzó mientras el niño estaba tomando algún médicamente, comuníquese con su médico ante seguir dándole dicho medicamento.

El mareo que se presenta al pararse rápidamente de un asiento o de la cama se debe casi siempre a un bajón transitorio de la presión arterial, el cuál se corrige rápidamente por sí solo. En este caso, el niño o adolescente simplemente deberá levantarse más despacio.

Haga una cita con su médico para la evaluación del mareo bajo las siguientes circunstancias: si se repite por varias semanas, si se asocia a dolores fuertes de cabeza u hormigueo en los dedos o si interfiere con la escuela o con otras actividades normales del niño o adolescente.