El líder del mercado de remesas enfrenta dura competencia

El líder del mercado de remesas enfrenta dura competencia

POR JOHN AUTHERS
El negocio de envío de remesas desde Estados Unidos crece con mucha fuerza. De igual forma crece la competencia entre las compañías que suministran servicios para transferir dinero desde EEUU a otros países.

Los nuevos participantes, particularmente bancos, ven en el servicio de remesas una forma de construir negocios entre los hispanos, la mayor minoría en EEUU.

No obstante, el líder del mercado sigue siendo Western Union. Fundada en 1851, fue la primera compañía que hizo una maniobra agresiva en el negocio, al empezar a ofrecer su servicio de transferencia en moneda local fuera de América del Norte, en 1989. Ahora alega contar con 225,000 locaciones, en las cuales los clientes reciben dinero en 195 países distintos.

Cuando la globalización facilita un creciente flujo de mano de obra entre las naciones, las perspectivas son buenas para un crecimiento en las remesas. La cuestión es si Western Union, que será independiente de acuerdo con la separación anunciada el pasado viernes por First Data, será capaz de mantener su dominio.

Cuando los bancos más grandes de EEUU están tratando de conseguir una parte del mercado de envío de remesas, la otra interrogante es si Western Union mantendrá su independencia -cualquier banco que la comprara se convertiría automáticamente en el líder del mercado.

Western Union inició su servicio «Dinero en Minutos», al ofrecer la posibilidad de enviar dinero electrónicamente desde EEUU hasta México, en 1993.

Esto ha resultado un mercado lucrativo. Las cifras finales para 2005 todavía no están disponibles, pero durante los primeros 11 meses del año, la cantidad total remitida desde EEUU a México subió 20.4%, a US$18.3 millardos, de acuerdo con cifras oficiales del Banco de México. El total parece que superará los US$20 millardos por primera vez. En una fecha bastante reciente, como el 2000 esta cifra era solo de US$6,6 millardos.

Fuera de México, el logotipo de Western Union cambia, y la posición del mercado es fuerte o dominante en todos los demás principales mercados de envío- recibo de remesas que rodean EEUU – América Central, el Caribe, la región andina y Brasil.

Citigroup, Bank of America, HSBC y Wells Fargo, han entrado al mercado por la vía de las adquisiciones durante los últimos cinco años. Su ingreso parece haber ayudado a reducir el costo del envío de dinero, pero su avance ha sido relativamente lento.

En 2004, según una encuesta de Manuel Orozco para Pew Hispnaic Center, los depósitos bancarios y ATM -transacciones con tarjetas de débito o crédito representaron solo 5% de las remesas a América Latina y el Caribe. «Viene mucha gente nueva, pero Western Union mantiene la opción genérica de enviarle el dinero», dice Daniel Lund, de Mund Americas, una firma de investigación de mercado de Ciudad de México.

A diferencia de los bancos, una transferencia por cable de una agencia como Western Union es anónima, lo que la hace más popular con los trabajadores indocumentados.

Sin embargo, la fuerza de Western Union no lo hace invulnerable a la nueva competencia. Su marca es conocida y confiable entre los emigrantes, pero no querida. Un líder de la comunidad mexicano-americana se burla al decir que las palabras menos populares en su comunidad son «Western» y «Union».

Los mercadólogos de los bancos admiten que por una transferencia única de dinero la red de distribución de Western Union ofrece una ventaja. Su esperanza es que para los muchos emigrantes que desean enviar dinero a casa de manera regular, la seguridad de una cuenta bancaria le resultará más atractiva.

Mientras tanto, otras compañías están tratando de usar la tecnología para competir en el mismo terreno. Está en marcha un programa piloto con las llamadas tarjetas «Poni», que le permiten a los emigrantes en EEUU comprar una tarjeta de remesa en un supermercado y darle a su familia en su país un PIN de 16 dígitos que se pueden utilizar para retirar efectivo de un ATM mexicano.

 VERSION: IVAN PEREZ CARRION