El hojaldre, una masa especial

El hojaldre, una masa especial

Los conocemos como turcos… esos deliciosos pasteles que se ofertan en las pastelerías con diversos rellenos, siempre apetecibles. Pero es más justo, al hablar de ellos, referirse al hojaldre, esa masa especial de la que están hechos los turcos -y también otros productos- y a la que deben su exquisita textura y sabor.

Capa sobre capa, finísimas y mojadas entre una y otra por mantequilla que la hace tan suave al morder, así es la masa del hojaldre. Y para lograr esta consistencia es preciso conocer muy bien la técnica, en la que se estira la masa y se dobla varias veces sobre sí misma, colocando sobre cada capa una grasa especial que puede ser mantequilla, margarina o  manteca de cerdo.

Durante el horneado, las capas se irán seperando hasta convertirse en mil hojas, como el popular dulce español espolvoreado con azúcar glaseada. Con el hojaldre también se preparan las populares palmeritas.

Los turcos se encuentran  en variedades dulces  y saladas. En pastelerías locales, como la Pastelería del jardín, los encuentra preparados con deliciosos rellenos como cream cheese con pollo o res y ricotta, siendo una buena opción para brindar en picaderas o como aperitivo.

Zoom

De sus orígenes

Se asegura que el hojaldre es de origen árabe, a pesar de que se reconoce como su inventor al pintor francés Claudio de Lorena, quien según la historia “inventó” esta masa tratando de hacer un pan especial para su padre enfermo. Al cocinero  francés Marie-Antoine Carême se le atribuye la creación de los volovanes, bocadillos de hojaldre en forma circular.