El genocidio armenio y guerra argelina: sangre brota en la Mostra

El genocidio armenio y guerra argelina: sangre brota en la Mostra

Venecia (Italia). EFE. Una ambiciosa producción para una enorme historia. Si hasta ahora Fatih Akin había conquistado a crítica y jurado de los grandes festivales con sus pequeños retratos de la inmigración turca, en “The Cut” el director tira la casa por la ventana para denunciar el olvidado genocidio armenio (1915-1923).

La épica de “The Cut” contrasta con la delicadeza de “Loin des hommes”, la otra cinta en competición del día en la Mostra. Y eso que también habla de guerras, en este caso la argelina (1954-1962), bajo la dirección de David Oelhoffen, el protagonismo de Viggo Mortensen y la inspiración de Albert Camus. Ganador del Oso de Oro en Berlín en 2004 por “Head on”, Akin ha contado esta vez con un coguionista de lujo, el veterano Mardik Martin (“Raging Bul”», “Mean Streets”) que ayer en Venecia recordaba aquella fatídica frase de Adolf Hitler: “¿Quién, después de todo, se acuerda hoy del genocidio armenio?”.