El Distrito Nacional dejó en el pasado imagen de ciudad sucia

El Distrito Nacional dejó en el pasado imagen de ciudad sucia

LLENNIS JIMÉNEZ
l-jimenez@hoy.com.do
El 28% del presupuesto de RD$3,200 millones que tiene este año el cabildo  del Distrito Nacional (ADN) se emplea en pago de recogida de basura.

La meta para  2008, en el ayuntamiento  que administra Roberto Salcedo,  es convertir a la ciudad de Santo Domingo en la capital más limpia y organizada del Caribe.

Si no lo recuerda, hasta el 2002, cuando Salcedo asumió las riendas de la sindicatura, la ciudad atravesaba por una profunda crisis por la acumulación de desechos  en las calles.

Veinte vertederos se  improvisaron  en distintos puntos y la contaminación visual era sorprendente.

Cruzacalles con los rostros de los candidatos de  los partidos políticos, anuncios de las fiestas populares pegadas a los postes del tendido eléctrico, zafacones con mensajes publicitarios y propaganda dispersa en los distintos espacios públicos, era el aspecto de la Capital  hace seis años.

Y como si fuera poco,  la deuda de basura superaba los RD$400 millones, y el  Poder Ejecutivo tuvo que saldar  la mayor parte.

    Tres  empresas de recolección de basura, de capital español y francés, brindaban el servicio, sin embargo, en  2002 el síndico  rescindió los  contratos.

 Un nuevo rostro.   Con otra cara luce hoy el Distrito Nacional, ajustado a  patrones de un sistema de aseo que lo empuja a dar el gran salto colocándolo  en  la línea de competitividad para un turismo sostenido.

 Para alcanzar ese  propósito, el cabildo  invertirá  RD$867 millones en el  sistema de aseo, dijo  Domingo Contreras, secretario general del ayuntamiento.

En la limpieza trabajan  diez compañías,  de las que siete accionan en  barrios pobres.

Y un equipo de más 2,000 personas y la ayuda  de Japón en  el plan maestro de limpieza de la ciudad.

LAS CLAVES

1. En la Zona Colonial

Se  instaló  un sistema de aseo que garantiza el barrido de las calles tres veces al día.

 2. Lo que falta

El ADN precisa generar un sistema de rutas y frecuencias, que es lo que tratan de conseguir en este momento, de acuerdo a Contreras.

3. Imagen limpia

La eliminación de la contaminación visual también contribuyó a  una imagen limpia de la ciudad.