El dinero que se ve fácil, siempre esconde algo

El dinero que se ve fácil, siempre esconde algo

La ilusión de hacerse ricos. El afán de ganar dinero sin fajarse a trabajar porque hacerlo nunca será garantía de nada en un lugar en el que pasan las cosas más extrañas. Sufrir por lo que no se tiene como si ello fuera lo más importante… ay, son tantas las razones que nos obnubilan y nos hacen creer en espejismos y delirios.

Con TelexFree volvemos a ser testigos de un fraude que jamás lograremos entender porque se nos ha advertido demasiadas veces que tras el dinero fácil siempre se esconde algo retorcido: desde el narco hasta la estafa, cualquier opción es válida, salvo que hemos encontrado una mina de oro; ¡nadie te regala el dinero ni existen fórmulas para hacerse millonario tan alegremente!

Aunque me da un poco de pena que mucha gente haya caído bajo las garras de estos estafadores por mera ignorancia, me da rabia escuchar que nuestras autoridades judiciales digan que ante un caso de estafa multitudinaria no se puede hacer nada si los afectados no se querellan. ¿Eso quiere decir que esto seguirá sucediendo todo el tiempo? ¿Cómo es posible, si lo sabían desde el año pasado que depositaran un expediente en la Fiscalía del Distrito Nacional en marzo pasado? ¿Por qué, a pesar de la tardanza, no intentaron recuperar el tiempo perdido haciendo una campaña para que la gente supiera en qué estaba invirtiendo su dinero?

Sé que es poco lo que se puede hacer con los que se fastidiaron. Ahora toca trabajar para que esto no vuelva a suceder. Nosotros también tenemos que aprender la lección porque nos faltó cacarear la información. Es tarde para mirar atrás. Que no vuelvan a jodernos.