El consumo de vino se quintuplica en el país

El consumo de vino se quintuplica en el país

En los países tropicales el vino tinto se debe tomar a temperatura de 18 grados por lo que ha de introducirse a la nevera por espacio de media hora

POR MARGARITA QUIROZ
En los últimos años el consumo de vino en el país se ha quintuplicado debido a que el dominicano a la vez de interesarse por conocer sobre este  apasionante mundo ha creado conciencia en torno a las bondades de la ingesta moderada de esta bebida.

Es decir, que actualmente se venden al año medio millón de cajas, en comparación con 10 años atrás que la venta se limitaba a sólo 100 mil.

12 años atrás la comercialización y consumo de vino en el país  eran considerados como tímidos, hoy ambos aspectos se han dinamizado, siendo el motor el incremento de la importación y la distribución por parte de empresas dominicanas relativamente jóvenes en el mercado.

Así lo dio a entender  Andrew Brant, gerente general, de la empresa Vinos, quien de manera informal, compartió parte de su experiencia con comunicadores de este diario.

El encuentro fue más que interesante y ameno, muchos de los asistentes saciaron sus inquietudes: ¿Qué tanto se ha incrementado el consumo de vino en el país?, ¿Realmente el dominicano conoce de vino?, ¿Cuál es mejor el tinto o el blanco?, ¿El  tinto se debe tomar a temperatura ambiente?, en fin…  un sinnúmero de interrogantes.

La bodega de Punto y Corcho, en la Plaza Andalucía, de la Abraham Linconl, fue el lugar de encuentro: un acogedor espacio, pintado en tonalidades claras que por demás fue ambientado para la ocasión.

La informalidad  hizo que el conversatorio se prolongara por tres horas, mientras el anfitrión -Andrew- viajaba mentalmente por los viñedos de Chile, Argentina, Francia, España, California y Australia- países      y ciudades- históricamente conocidos como los principales productores de vino en el mundo.  Según Andrew,   tras contestar las inquietudes, el dominicano se ha interesado por conocer sobre vino, pero aún falta más. Dijo que el tinto y el blanco son por igual buenos, no obstante, de ésto dependerá la marca, la variedad de las uvas (sauvignon, chardonay, malbec, cabernet, sycah o merlot…),  la cosecha (año) y la denominación de origen, Alicante, Toro, Rioja, Valdepeñas, entre otras.

Explicó que en los países tropicales el vino tinto se debe tomar a temperatura de 18 grados por lo que ha de introducirse a la nevera por espacio de media hora. También habló sobre la importancia, en el vino, del cuerpo, aroma, elegancia y fuerza.

La empresa fue fundada en agosto de 1980 y pasa a ser propiedad del grupo Brugal en el 1995.

Se dedica a la importación y distribución de vinos y bebidas espirituosas.

La degustación

Al compás de la conversación invitados  y organizadores degustaron cuatro de las 300 marcas que forman parte del portafolio de la empresa.

El primero fue el champán Chandon Extra Brut , acompañado con un paté de hígado de pato y pan. Este champán es de color pálido con reflejos verdes. Las burbujas son finas, en columnas bien definidas desde la base de la copa. Con aroma a frutos cítricos, durazno, piña, en armonía con   pan fresco y  tostado. Es ideal para un aperitivo.

La segunda marca a probar fue el vino Errazuriz (sauvignon blanco) ideal para degustar con quesos, jamón serrano y cualquier otro embutido.

Este vino tiene un color amarillo muy claro, semejante al de  la paja.

Finalmente le llegó el turno al vino tinto, y el escogido fue el español Emilio Moro el cual posee todas las características de un vino joven de la Ribera del Duero en todos sus aspectos, pero con personalidad propia.

El vino de postre- fue el Castillo de Molina  un sauvignon blanco fumé, chileno; una delicia para saborear junto a chocolate, dulces de coco o fresas.