El Codia denuncia paralizan obras por presiones
de grupos

El Codia denuncia paralizan obras por presiones <BR>de grupos

POR MARIO MÉNDEZ
El Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA),  denunció que por presiones infundadas de algunos grupos que se definen como comunitarios y ecologistas, en el país se han paralizado muchas obras de construcción injustamente, lo cual ha provocado un gran daño a la economía.

Dijo que es deber de la Policía Nacional, de la secretaría de Obras Públicas y del Ayuntamiento del Distrito Nacional, el proteger a las empresas que construyen con sus terrenos propios, depurados, con sus títulos de propiedad y que además tienen los permisos y licencias que otorgan las instituciones gubernamentales.

Considero que “es ya hora de acabar con la actitud de grupos que obedecen a personas que en la sombra se oponen a un determinado proyecto de construcción que se quieren llamar juntas de vecinos y que solo tienen en su agenda oponerse a una obra alegando que el solar donde se edifica es del Estado o que pertenece a un área verde”.

Afirmo que son varias las empresas que han tenido que enfrentar a grupos presuntamente comunitarios que se oponen a uno que otro proyecto. y estimó que eso es peligroso para la economía. Tejada se refirió al conflicto que enfrenta la empresa Caribbean Construction Management, que edifica una torre de apartamentos de 17 pisos en la avenida Anacaona, sector Los Cacicazgos,  porque grupos de vecinos alegan que el solar donde construye es área verde.

Al respecto el presidente del CODIA dijo “una obra que tenga todos los permisos habidos y por haber, no tiene que paralizarse porque lo diga una junta de vecinos”.

Agrego que las autoridades deben saber que las empresas están enfrentando un grave problema y es que “ hay una serie de grupos y de autodenominadas juntas de vecinos que viven chantajeando las empresas, paralizando obras, y todo porque la obra no le guste o no le convenga a tal o cual vecino”.

“Hay personas que son presidentes de una junta de vecinos y muchas veces también tienen proyectos ellos mismos, que cuando no les conviene la competencia se enquistan en una llamada junta de vecinos y viven chantajeando. No se puede permitir bajo ningún concepto que ninguna junta de vecinos detenga una obra si esta tiene todos los permisos de ley”.

Apunto Tejada que “en cualquier construcción, si se juntan dos o tres vecinos que se opongan quieren paralizar una obra, y eso es un chantaje y un acto reñido con la ley que debe ser enfrentado. Y los medios deben ayudar a los constructores a depurar estas actividades. Porque eso no debe permitirse que ninguna junta de vecinos o grupos particulares, por mas grande que se considere el que la dirija entren en un chantaje contra las empresas constructoras”.

Planteó que “muchas juntas de vecino han vivido bajo un chantaje, porque es que en esos grupos hay gente que hace mucha bulla, que se cree que es líder comunitario y que no quieren trabajar, sino vivir de la extorsión”.

Dijo que detrás de muchas de estas iniciativas están “vivos, negociantes, buscando extorsionar para que les den dinero, y cuando consiguen el objetivo se mudan de esos barrios.

Arguyo que al CODIA van numerosos ingenieros que están construyendo proyectos con todos sus permisos, títulos y licencias, afectados con paralizaciones provocados por estos grupos que alegan que las obras se hacen en terrenos de áreas verde, o que son del Estado, o que están violando linderos, cualquier excusa para afectar la obra y provocar daños económicos y retrasos”.

“El CODIA  ha dado su informe favorable para que la obra continúe, porque es que una obra que tenga su permiso de Obras Publicas, licencia para el uso del suelo por parte del Ayuntamiento, depurado su lindero, y que cumple todas las normativas urbanísticas no tiene por qué que paralizarse”, expresó.

Dijo que después que el Departamento de Planeamiento Urbano del Ayuntamiento dio su permiso no puede echarlo para atrás. “El chantaje ha llevado esos permisos hasta a las salas capitulares de los ayuntamientos con gente reclamando que sean revocados, y eso no es justo”, expresó.