El BC hace aclaración sobre cifra de dinero en circulación

El BC hace aclaración sobre cifra de dinero en circulación

El subgerente técnico del Banco Central,  Rolando Reyes, afirmó en un documento en que aclara algunas cifras contenidas en una información publicada por el periódico Hoy  sobre el comportamiento de la liquidez, que parte de la presión sobre las tasas de interés podría desaparecer cuando el gobierno comience  un proceso de ajuste fiscal.

Reyes aclaró que, al 6 de junio, los valores en circulación habían aumentado en 13,162 millones de pesos, no en la cifra que se indica en la señalada publicación.

A continuación el texto de la aclaración hecha por el licenciado Reyes:

“Con mucho interés hemos leído la crónica del día de hoy, en la que se trata el tema de la tasa de interés y la situación de liquidez o cantidad de dinero existente en la economía. Sobre dicho asunto queremos hacer los siguientes señalamientos:

1. Al 6 de junio del presente año los valores en circulación habían aumentado en RD$ 13,162 millones con respecto al valor con que cerraron en diciembre del año pasado. Esta es una cifra muy diferente a la contenida en la noticia del día de hoy. Es bueno señalar que este es un crecimiento significativamente menor al registrado en el mismo periodo del año anterior, cuando el crecimiento fue de RD$ 19,567 millones.

2. Con relación a la cantidad de dinero o liquidez de la economía, es conveniente señalar que al 6 de junio  el valor registrado del medio circulante era de RD$134,833 millones, que era superior al registrado en junio del año pasado en RD$ 15, 892 millones.

3. Con respecto a las tasas de interés, creemos que se debe tomar en cuenta que las mismas están todavía muy por debajo de las que prevalecían para esta misma del año 2004, y sobre todo, hay que reconocer que un aumento de estas es parte del costo del ajuste requerido por el choque externo a que se encuentra sometida la economía. Sin embargo, es bueno tomar en cuenta que parte de la presión sobre las tasas de interés podría desaparecer cuando el Gobierno inicie un proceso de ajuste fiscal, y se produzca un importante ahorro público, el cual absorbería parte del choque externo y abriría el espacio para un mayor financiamiento al sector privado”.