El Barrio Chino, un destino de compras

El Barrio Chino, un destino de compras

Con tan sólo cuatro meses abierto, el Barrio Chino, ubicado en el  sector  de Villa Francisca, en la avenida Duarte, se ha convertido en un destino para el entretenimiento y compras de capitalinos y residentes en diversas ciudades.

Aquí  viven y tienen sus negocios  gran número  de comerciantes que conforman la colonia china en  República Dominicana, los cuales ofertan desde los  tradicionales platos  de la gastronomía china hasta cosméticos y ropas.

Dos grandes y vistosos portones, levantado uno en la México con Duarte y el otro en la Mella con Duarte, introducen al visitante al Barrio Chino, así como varias estatuas en bronce que representan  dioses y personajes de teatro de esa milenaria cultura .

Los visitantes pueden descansar y deleitar sus ojos en la Plaza Confucio,  y la  del Zodíaco Chino, esta última exhibe esculturas que representan la creencia y  simbología oriental.

Al transitar por las intersecciones que abarcan las calles Benito González, José Martí  y Jacinto de la Concha, se puede apreciar la limpieza y el orden que prima en el lugar, además de la seguridad, pues agentes de la Policía Municipal, distribuidos estratégicamente, resguardan la zona para que los turistas locales y extranjeros puedan desplazarse sin  temor.

De compras por el Barrio Chino
Caminar a lo largo y ancho del Barrio Chino, es una experiencia que puede resultar muy interesante, pues toda el área tiene un gran movimiento comercial: es parte de la Duarte.

Los transeúntes podrían aprovechar  la oportunidad de realizar múltiples actividades que se adecúen a su tiempo y disponibilidad de gastar cierta cantidad de dinero.

Hay restaurantes muy finos, con hermosas fachadas,  ambientadas con elementos muy orientales, elegantemente decorados, que se dedican a la venta de sushi y otras exquisiteces.

Están los famosos “pica pollo” chinos, en los que los precios son módicos y a los que asisten una gran cantidad de público  amante del chowfan, chowsui, chowmein y otras variedades de platos “chinos”.

Café bar, cyber cafés, supermercados, hoteles, agencias de viajes, gift shop, mueblerías, imprentas, oficinas de abogados, tiendas de ropas y juguetes, joyerías, librerías, talleres de costura, salones de belleza y cerrajerías, son parte de los tantos negocios que operan en el lugar.

Definitivamente el Barrio Chino es un espacio donde grandes y chicos pueden recrearse y pasar un buen momento en familia.

Las frases

Isaac Kury
Los turistas internos vienen mucho a comer porque hay mucha seguridad en la zona”.

Las ventas han mejorado  considerablemente, yo diría que un 40 o 50%, esto se debe a las visitas frecuentes de muchas personas de Santiago, La Romana, Bonao, San Pedro, en fin, de distintas provincias del país”.

La clave

Los cosméticos
Propietarios de diferentes centros comerciales le atribuyen el éxito  de las  tiendas de chinos, al gusto de las dominicanas por los tés para adelgazar, y las medicinas naturales del Oriente. Y al consumo en  los hombres de pastillas para aumentar la potencia sexual. También  tienen un público al que le gusta la ropa asiática.

En el barrio hay dominicanos
El Barrio Chino es un lugar que promueve y ejecuta acciones de enriquecimiento, rescate y fortalecimiento de  los valores, costumbres, tradiciones y aportes de la presencia china en la sociedad dominicana.

No obstante, los dominicanos también tienen una fuerte presencia en esta zona, pues son propietarios de una multiplicidad de negocios que enriquecen la vida productiva del sector.

Facilidades de parqueos
Las áreas de parqueos están restringidas y los estacionamientos en la calle están señalizados, por ello los visitantes deben considerar el frente de la Plaza Duarte como un lugar adecuado, y todo el lado izquierdo de ese tramo.