El antiguo jefe de la mafia siciliana trata de suicidarse en prisión

El antiguo jefe de la mafia siciliana trata de suicidarse en prisión

ROMA (AFP) – El ex jefe de la mafia siciliana, Bernardo Provenzano, trató de suicidarse con una bolsa de plástico en una prisión de Parma (centro), informó este jueves la prensa italiana, citando fuentes penitenciarias.

Provenzano, de 79 años, gravemente enfermo y sometido a un régimen severo de detención, junto a otros 50 presos, en la cárcel de alta seguridad de Parma, fue descubierto el miércoles por la noche por uno de los guardianes tumbado sobre su cama y con una bolsa de plástico en la cabeza.

Los hechos se conocieron 24 horas después.

Provenzano, cuya vida no está en peligro, cumple varias condenas a cadena perpetua y está permanentemente vigilado. La presencia de una bolsa de plástico en la celda o de cualquier otro objeto peligroso está normalmente prohibido.

Por el momento se desconoce si este ex padrino de la mafia de Corleone quería realmente suicidarse, si simplemente llamar la atención por su delicado estado de salud (fue operado de un cáncer y sufre de Parkinson), o si, incluso, se trata de un mensaje codificado, como suele darse entre los mafiosos.

El próximo viernes está prevista una audiencia en el tribunal de Parma en un proceso en el que Provenzano está acusado de homicidio.

Este legendario jefe mafioso fue detenido el 11 de abril de 2006, después de haber escapado a la acción de la justicia durante 43 años.

Curiosamente, otro célebre mafioso siciliano, Pipo Calo, encarcelado en una prisión en Ascoli (centro), que también debía comparecer en el juicio del viernes, sufrió este jueves una crisis cardiaca y tuvo que ser hospitalizados de urgencia en Ancona (costa adriática).