El alba sorprendió a militantes
PLD celebrando el triunfo en las calles

<P>El alba sorprendió a militantes<BR>PLD celebrando el triunfo en las calles</P>

LLENNIS JIMÉNEZ
l.jimenez@hoy.com.do
Con la borrachera a cuestas, escuchando merengues de calle, voceando  consignas políticas y bebiendo hasta más no poder, miles de militantes y simpatizantes  del gubernamental Partido de la Liberación Dominicana (PLD) comenzaron la noche del viernes a celebrar el triunfo de la reelección de  Leonel Fernández hasta ayer sábado al amanecer.

En sectores como  Villa Juana, donde nació Fernández, en áreas de las barriadas Villa Consuelo, San Carlos y Cristo Rey, muchos no lograron dormir.

A ritmo de las canciones interpretadas por José Peña Suazo y Omega, en colmados, esquinas, frente a casas y negocios convertidos en escenarios de festejos, adultos y niños idearon las más variadas formas de continuar la fiesta iniciada en la noche del viernes, cuando se enteraron de que  Fernández consiguió la reelección frente a su principal adversario, el perredeísta Miguel Vargas.

Con cajas de cartón simulando ataudes, entierros de Vargas o exhibiendo la imagen de un  león  para representar a  Fernández, la gente vagó por las calles hasta pasado el mediodía de este sábado.

Otros optaron por continuar ayer la parranda que al comerciante Tirso Mejía le dejó una ganancia de RD$38,000, con la venta de refrescos y bebidas alcohólicas, desde las  nueve de la mañana del viernes hasta las 2:00 de la mañana del sábado. El colmado de Mejía, Yavalys I, ubicado en la intersección de las calles Mauricio Báez  y Vigil Díaz, en Villa Juana, batió récords, al duplicar  sus ganancias que, en días normales, permanecen entre RD$10,000 y RD$12,000.  

Su propietario dijo que fue cerveza la que la gente más tomó.

La fiesta corrida por el triunfo de los peledeístas también le trajo suerte a Leonardo Carlos, un vendedor de jugo de caña que pasó toda la mañana del sábado exprimiendo el tuberculo y vendiendo su jugo, el  guarapo, a diez pesos el vaso, con el que algunos conseguían amortiguar  la resaca.

Este hombre llegó a las 8:00 de la mañana al sector de Villa Juana y antes de las 11:00 había vendido mil pesos, una suma superior a la que obtiene en otros días.

Las empanadas fueron el alimento predilecto de los grupos que se presentaban en alegría extrema. El joven que prepara esta masas rellena de carne y queso en la calle Mauricio Báez de Villa Juana vendió 300 unidades antes de las 12:00 meridiano. Todas eran ordenadas por simpatizantes del PLD.

Katy Santana es una estilista en belleza que no pudo aguantar la felicidad que le provocó el conteo de la JCE que dio a Fernández ganador. Sin pensarlo, se vistió de amarillo pollito y se montó en su pasola amarilla para mostrarse en el ensanche La Fe.

Comerciantes hicieron su fiesta

A Joaquín Rosario, un comerciante del área de la electricidad del sector Villa Consuelo, de 88 años, no le importó su avanzada edad y se fue a la  cuadra de las calles Manuel Ubaldo Gómez con Charles Piet, donde un grupo de amigos del movimiento FILA brindaba vodka mezclada con bebidas dulces.

Psicólogo, como Jhenny Castillo, y comerciante como Carlos Lora, no paraban de escuchar en una yipeta un merengue que resaltaba a Leonel Fernández como  el hombre  decente, inteligente y demócrata a carta cabal, que llevaron  a jugar a la serie de grandes ligas.

Las mujeres

Entrada en edad adulta, jóvenes y adolescentes se juntaron con amigos y vecinos que decidieron pasar el día de ayer en los puntos donde podían gritar su alegría. Las mujeres se pasearon a pies, en carros y en pasolas. Muchas brindaban de una manera discreta, pero otras, dieron riendas sueltas a emociones, envueltas en atuendos morados y vociferando frases consideradas impropias  para damas.

Los hombres

En diversos sectores, los hombres se distinguían entre los que tenían los ojos rojos por no dormir de viernes a sábado y los que se veían normales, porque prefirieron descansar para volver al trabajo.