Ejército sirio sigue bombardeos contra barrios bajo los rebeldes

Ejército sirio sigue bombardeos contra barrios bajo los rebeldes

 DAMASCO. AFP. El régimen sirio afirmó que había ganado «definitivamente» la batalla contra la rebelión, pero sus tropas seguían bombardeando el sábado focos de resistencia, empujando a la oposición a pedir de nuevo a la comunidad internacional que facilite armas a los insurgentes.  

 En vísperas de la reunión de los «Amigos de Siria» en Estambul, donde más de 70 países intentarán «aumentar la presión» sobre el régimen, Burhan Ghalioun, jefe del Consejo Nacional Sirio (CNS), que agrupa a buena parte de la oposición siria, instó el sábado a los participantes en esa conferencia a armar a los rebeldes.   Esta idea, descartada por Estados Unidos y numerosos países árabes y occidentales, es defendida por Catar y Arabia Saudita, cuyo ministro de Relaciones Exteriores, Saud al Faizal, declaró en Riad, al lado de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que «armar a la oposición es un deber».   Envalentonado por estas divergencias y por la fragmentación de la oposición, y gracias al apoyo de sus fuerzas armadas y de una parte de su población, el régimen sirio proseguía su brutal represión y su guerra contra los rebeldes, causando 32 muertos el sábado, entre ellos 24 civiles, asegurando al mismo tiempo que aceptaba todas las iniciativas para solucionar la crisis. 

 De su lado Hillary Clinton se mostró escéptica sobre una aceptación por parte de Siria del plan del emisario internacional Kofi Annan, quien pidió sobre todo el retiro del ejército de las ciudades y el fin de la represión.   «Hasta el presente, las fuerzas del régimen siguen bombardeando a los civiles, manteniendo el asedio a los barrios y tomando incluso como objetivo militar los lugares de plegaria», dijo Clinton.   Ante las vacilaciones de la diplomacia, el régimen anunció en Damasco que ha ganado la partida después de un año de revueltas, reprimidas de manera sangrienta.

Reunión en Estambul

Representantes de más de 70 países «Amigos de Siria» son esperados este domingo en Estambul para «incrementar la presión» sobre el régimen.   Los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, las principales potencias europeas y la mayoría de los países de la Liga Árabe participarán de esta segunda conferencia de los «Amigos de Siria», donde la oposición será representada por su principal coalición, el Consejo Nacional Sirio (CNS). Rusia y China declinaron la invitación.   Para preparar la reunión, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton viajó a Riad para hablar con el rey Abdalá y su homólogo saudí Saud Al Faysal sobre los esfuerzos internacionales «para poner fin al derramamiento de sangre en Siria».