EEUU acusa a dos empresas de Dubái de blanquear dinero de narcos afganos

EEUU acusa a dos empresas de Dubái de blanquear dinero de narcos afganos

WASHINGTON, (AFP) – El Departamento estadounidense del Tesoro acusó este viernes a dos empresas de transferencia de fondos basadas en Dubái de blanquear dinero de narcotraficantes afganos.  

Las dos empresas, Green Leaf General Trading y Al-Adal Exchange, fueron añadidas a la lista negra de personas físicas o morales con las que la ley prohíbe a los estadounidenses realizar la menor transacción, indicó el Tesoro en un comunicado.  

Los haberes que ambas empresas pudieran tener en Estados Unidos quedan congelados, de acuerdo con el texto. 

Según el Tesoro, Green Leaf General Trading y Al-Adal Exchange sirven para lavar el dinero de las redes de los narcotraficantes Haji Azizulá Alizai y Haji Juma Ja, quienes ya son objeto de sanciones de Estados Unidos desde 2007 y 2009 respectivamente.  

El primero de ellos es presentado como un «traficante de heroína de primer orden» que alimenta al sudeste asiático y a Oriente Medio, mientras que el segundo lidera una «organización internacional de tráfico de opio, de morfina y de heroína basada en los confines de Irán, Afganistán y Pakistán».  

El Tesoro afirma que las dos empresas son utilizadas para blanquear fondos y «enviar el dinero a Estados Unidos y a sistemas financieros extranjeros».  

El Ministerio asegura haber aplicado las mismas sanciones que a New Ansari Exchange, la sede que está en Kabul, a seis personas consideradas como propietarias o dirigentes y a seis otras personas físicas o morales que acusa de intermediarias financieras o proveedores de fondas.  

Las sanciones involucran a una tercera compañía dubaití, Connect Telecom General Trading, una filial de New Ansari Exchange, pero que el Tesoro no ha mencionado.  

Según un cable diplomático de la embajada de Estados Unidos en Kabul de octubre de 2009 y difundido por WikiLeaks, la red de New Ansari «facilita el pago de sobornos y las transferencias de fondos a gran escala para responsables aganos corruptos, y ofrece ilegalmente servicios financieros a traficantes de droga, insurgentes y criminales».