Educación cita condición intervenir alza colegios

Educación cita condición intervenir alza colegios

POR MARIEN ARISTY CAPITAN
La Secretaría de Educación no puede intervenir en los aumentos de los colegios privados si no recibe una queja escrita de los padres en la que expresen que no están de acuerdo con el monto que se les ha aumentado. Así lo aseguró ayer la titular de la cartera, Alejandrina Germán, quien se quejó de que los padres son “irresponsables” porque pretenden que Educación resuelva un problema que ellos no quieren enfrentar.

“Cada quien debe asumir su responsabilidad. Los padres de familia lo que tienen que hacer es reunirse y hacer una comunicación a la Secretaría de Educación denunciando que los aumentos de tarifa no se produjeron de acuerdo a la inflación y los demás componentes que establece la ley”. Es la propia Ley de Educación 66’97, explicó Germán, la que impide que Educación controle a los colegios a menos que reciba una denuncia de los padres. “Con esa comunicación la Secretaría de Educación puede ir al colegio, investigar y establecer si el aumento procede o no procede”.

Germán dijo que aún queda pendiente terminar el complejo proceso de la categorización de los colegios que fue iniciada durante la gestión pasada. Esa categorización serviría para establecer cuál es la escala que pueden aumentar los colegios de acuerdo a su categorización.

Indicó que para llevar a cabo la categorización es habría que crear un sistema nacional de evaluación de centros educativos que acredite a los centros educativos. Entiende que sería a través de ese organismo que se podrían establecer los controles o las tarifas.

Para Germán el verdadero papel de las autoridades educativas no es regir a los colegios privados sino garantizar la educación pública y lograr que ésta sea cada vez mejor para que los padres tengan la garantía de que sus hijos van a recibir una formación de calidad.

SOBRE LOS LIBROS

En torno a las afirmaciones que hizo el lunes el rector de la Universidad Abierta para Adultos (UAPA), Angel Hernández, advirtiendo que los libros de texto están desfasados y son obsoletos, Germán recordó que Hernández tuvo cuatro años para cambiarlos y no lo hizo. Es que Hernández fue subsecretario de asuntos pedagógicos de Educación durante la gestión de la ex vicepresidenta y secretaria de Educación, Milagros Ortiz Bosch.

“Algunos textos que estaban en el almacén los dejó la gestión pasada, que compró muchos libros que no distribuyó, los hemos distribuido. Pero Angel Hernández tuvo la oportunidad de cambiar todos los libros y nos lo hizo. El no tiene ninguna razón para estar diciendo nada ahora: tuvo cuatro años y no cambió un solo libro”.

En cuanto a lo que dijo Hernández, éste había señalado que los libros de texto que se están utilizando en las escuelas del país están desfasados porque sus contenidos son los mismos desde hace ocho años a pesar de que debieron ser renovados tres años atrás.

Esa renovación, sin embargo, estuvo al punto de hacerse justo antes de que terminara la gestión pasada. El contrato estaba hecho, incluso, pero los libros no se compraron porque las autoridades entrantes cuestionaron el proceso de licitación que se había hecho. Fue entonces cuando Milagros Ortiz Bosch decidió dejar esa responsabilidad a las autoridades actuales puesto que al fin y al cabo ya estaban en proceso de transición.