Economía global se estabiliza, según el Banco de Pagos

Economía global se estabiliza, según el Banco de Pagos

Fráncfort (Alemania).
EFE.

 El Banco de Pagos Internacionales (BPI) observa que la economía global se ha estabilizado, pero considera que la situación en los mercados financieros internacionales no se ha normalizado todavía.

Tras la reunión bimensual de los bancos centrales del G-10 y otros países industrializados y emergentes en la sede del BPI en la ciudad suiza de Basilea, su portavoz y presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo que los bancos centrales permanecerán alerta, pese a que la economía ya no se sitúa en la fase de caída libre en gran medida.

Trichet recordó que algunas instituciones han revisado recientemente al alza sus previsiones de crecimiento para este año y el próximo, si bien señaló que la incertidumbre es muy grande. Por ejemplo, el BCE prevé ahora una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro de una media del 4,1 en 2009, frente al 4,6% pronosticado en junio.

Además, el BCE estima un crecimiento del PIB en 2010 del 0,2 por ciento, cuando en junio la entidad había pronosticado una contracción del 0,3 por ciento para el próximo año.

El presidente del BCE y portavoz del BPI destacó el significante crecimiento de algunas economías emergentes. Trichet hizo hincapié en la necesidad de evitar que se repitan episodios como los que se viven desde hace un año, con la intensificación de la crisis financiera tras la quiebra de Lehman Brothers, y desde hace más de dos con el estallido de las tensiones en los mercados de dinero.

Los principales bancos centrales del mundo y responsables de supervisión financiera acordaron este fin de semana medidas para reducir la probabilidad y severidad de nuevas crisis financieras y económicas como la actual, la peor desde la Gran Depresión.

Trichet apostilló que “los acuerdos alcanzados entre veintisiete países importantes del mundo son esenciales, ya que establecen los nuevos estándares para la regulación bancaria y la supervisión a un nivel global».

 Por su parte, Nout Wellink, presidente del Comité de Basilea y gobernador del Banco Central de Holanda, dijo que “los bancos centrales y los supervisores han respondido a la crisis fortaleciendo la regulación de prudencia microeconómica, en concreto las bases de Basilea II».

Zoom

Quieren regulación

Wellink añadió que las entidades monetarias quieren también introducir una regulación de prudencia macroeconómica, que incluya un amortiguador de capital contra cíclico, así como pasos prácticos para identificar los riesgos de bancos interconectados.

 Medidas claves  acuerdos

Los acuerdos logrados prevén medidas claves para fortalecer la regulación del sector bancario. Por ejemplo, incrementar la calidad, consistencia y transparencia del capital propio de los bancos (Tier 1).