Economía de EU continúa atrayendo capitales

Economía de EU continúa atrayendo capitales

WASHINGTON  (AFP).- La economía estadounidense continúa mostrando su dinamismo con la publicación ayer jueves de datos que reflejan un nivel de inflación tranquilizador y un nuevo récord en el balance de capitales, dos días después de que la Reserva Federal (Fed, banco central) dejara entrever que se avecina el fin de su ciclo de alza de tasas.

Los precios al consumo, indicadores de la inflación, registraron en noviembre su mayor retroceso desde julio de 1949 (-0,6%).

Este retroceso se debe en particular a una caída récord de 8% de los precios de la energía, después de saltos de 5% en agosto y 12% en septiembre, tras el pasaje de los huracanes Katrina y Rita por el Golfo de México a fines del verano boreal, que destruyeron buena parte de la capacidad de producción petrolera.

Con una calma momentánea en el mercado del petróleo, los precios de la gasolina cayeron 16% en noviembre y el fuel-oil de calefacción 6,1%, mientras que el gas natural bajó 0,5%. “Estas cifras son bastante positivas. Mientras el aumento de los precios de la gasolina y del petróleo siga contenido, la situación es bastante satisfactoria para los consumidores y las empresas”, subrayó Gina Martin, analista de Wachovia.

Después de la temporada de huracanes, los economistas temían que los productores estadounidenses trasladaran el alza de los precios de la energía a los consumidores.

Pero ya pasaron tres meses y el índice de inflación básica, que excluye alimentación y energía, progresó 0,2% en noviembre, como en octubre y conforme a las previsiones de los analistas.

La publicación de estas cifras tiene lugar dos días después la reunión de la Fed que decidió aumentar por decimotercera vez su principal tasa directriz de 0,25 puntos, a 4,25%.

El banco central estadounidense dio a entender que el fin del ciclo de ajuste monetario se acercaba, pero subrayó que podría ser necesario aumentar otras tasas para mantener la inflación bajo control. Incluso después de su caída de noviembre, los precios de la gasolina siguen siendo 16% superiores a su nivel de noviembre de 2004, subrayó el economista independiente Joel Naroff. “Y en todos los demás sectores, los precios aumentan, aunque lo hagan lentamente”.

Naroff concluyó que “la Fed todavía tiene trabajo que hacer”.

Como él, algunos analistas relativizan las cifras de la inflación de noviembre y apuestan a la prudencia.

Subrayan que en un año y en ritmo anual, los precios al consumo aumentaron a un ritmo elevado de 3,5%, y aquellos exceptuando alimentación y energía lo hicieron 2,1%, contra 2% en octubre.

“No hay nada excepcional, pero estas cifras están un poco por encima de lo que la Fed cree conveniente. Así se justifican las nuevas alzas de tasas de la Fed”, estimó Martin.

La economía estadounidense,  registró un crecimiento de 4,3% en el tercer trimestre, continúa no obstante inspirando confianza a los inversionistas extranjeros, que compran masivamente títulos estadounidenses, considerados seguros.

Como consecuencia, el balance de capitales registró un nuevo excedente récord en octubre, de 106.800 millones de dólares, después de 101.700 millones de dólares el mes anterior.

“Esto debería ayudar a atenuar un poco el impacto económico del déficit comercial récord en octubre”, observó sin embargo Jason Schenker, de Wachovia.

El Departamento de Comercio anunció el jueves una brecha de 68.900 dólares en la balanza comercial de octubre, cuya reducción significativa no es inminente, según los analistas.

La administración del presidente George W. Bush no oculta empero su optimismo. El secretario al Tesoro John Snow destacó el miércoles que “la verdadera respuesta” al déficit comercial de Estados Unidos “sería ver del lado de (sus) principales socios comerciales, medidas destinadas a lograr tasas de crecimiento más elevadas”.