Dudan de la convención del PRD sin 3 precandidatos

Dudan de la convención del PRD sin 3 precandidatos

Los perredeístas no podrán expresar hoy su voluntad libremente en la XX Convención Nacional Extraordinaria para elegir su candidato a la Presidencia, porque la ausencia de los tres precandidatos antirreleccionistas evidencia que la votación favorece la respostulación del presidente Hipólito Mejía, afirmaron ayer la mayoría de las personas consultadas en un sondeo al azar realizado por reporteros de este diario.

De un universo de 17 personas entrevistadas, en distintas partes de la capital, 15 personas coincidieron en indicar que la votación del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en la que sólo participan el presidente Mejía y el doctor Frank Joseph Thomen, de la ciudad de Santiago, aparenta ser organizada tan solo para que el gobernante retenga el poder, ya que quedaron fuera los opositores Milagros Ortiz Bosch, Rafael Suberví Bonilla y Emmanuel Esquea Guerrero. Solo dos personas expresaron que este domingo los perredeistas podrían acudir a votar en masa y unificarse el partido.

Pero el grupo de los 15 consultados, en los que expresaron sus parecer profesionales, amas de casa, estudiantes, empleados privados y del sector informal, plantearon que la Convención de hoy amenaza con profundizar la división del PRD. Algunos alertaron que el Proyecto Presidencial Hipólito (PPH) que impulsa la reelección, podría obligar a los empleados públicos a presentarse a las urnas.

Varias personas que se mostraron descontentas con el gobierno y que se oponen a la convención interna del partido blanco sin la asistencia del denominado grupo de los tres, se negaron a revelar sus nombres y a ser fotografiados, argumentando temor a ser despedidos de sus empleos en el gobierno, o por tener alguna filiación con militares.

A la pregunta de si en la XX Convención Nacional Extraordinaria del PRD, a celebrarse este domingo, ¿estará reflejará la voluntad de la mayoría de la militancia?, Angel Manuel Tapia, quien se dedica a la venta de pintura, expresó que no existe posibilidad de que en la votación se cuente gran cantidad de votos del partido oficialista.

«Ni los mismos perredeístas quieren a Hipólito. El se quiere imponer por encima de todo el mundo, él quiere avasallar a todo el mundo. Ve que el pueblo está en contra de él y él quiere masacrar al pueblo», indicó.

De igual forma Omar Ramírez, ingeniero electromecánico, planteó que en la convención se va a saber que el PRD es antireeleccionista y que el pueblo no quiere saber de la reelección. «En la convención van a votar los pepehachistas, que son los que están comiendo, para que no los boten del trabajo».

Para el vendedor Gabriel Mena, en los comicios internos del partido de gobierno nada más irán a votar los seguidores del PPH. «Nadie quiere volver con Hipólito, creo yo. Tú no ves cómo está todo, la gasolina cuesta RD$92.40 y todos los días los alimentos están más caros».

Yuderka Hernández, ama de casa, señaló que la mayoría de los perredeístas no votarán este domingo, no solo por la ausencia de Milagros, Esquea Guerrero y Suberví Bonilla, sino porque no se le perdonará lo caro que permitió que aumenten los precios de la comida.

El contador Germán Lizardo manifestó que si a la convención no van sus opositores, la militancia del PRD no estaría completa. «Hay suposiciones de que ese proceso no sería legal, pero imagínate, qué puede uno hacer».

La vendedora Elvira Soriano dijo que a pesar de la presión que el presidente de la República podría estar haciendo para ganar la candidatura presidencial, la mayoría los miembros de su propio partido no lo va a apoyar sin la participación de los demás precandidatos.

Leonardo Ruiz, comerciante de pollo, consideró que la convención es «abusiva», porque el presidente de la República la organizó prácticamente para el sólo, sin opositor.

«Esa convención es un abuso, es un chantaje de este gobierno; él sabe (el presidente) que nadie va a votar por él, porque este gobierno no sirve», declaró el comerciante de ropa Moreno Peña.

Rosa Ramírez, ama de casa, opinó que no sabe lo que podría ocurrir en la votación de hoy, tras advertir que en este momento de crisis los precandidatos deberían ponerse de acuerdo, por el bien del país.

Teófilo de Jesús Adamés, soldador de carro, dijo que el proceso interno del PRD no será limpio y que, por tanto, no podrá reflejar la voluntad de todos los perreístas, «porque Hipólito se ha hecho un león y sólo van a ir a votar sus seguidores».

Ana Jiménez, estudiante de arquitectura, declaró que la votación de este domingo apunta ser un rechazo a la repostulación del mandatario. Manifestó que el proceso, más que determinar la intención del votante del partido de gobierno, será una muestra de la cantidad de miembros inscritos en el PPH.

En ese sentido, Nicolás Abréu dijo que espera que en el día de hoy se imponga la sensatez de los perredeístas y que con un «no» en las urnas, le cierren las aspiraciones presidenciales al mandatario de la nación.

Sin embargo, Federico González precisó que habrá que esperar que se desarrolle el panorama, debido a que siempre aparecen personas que simpatizan y han escudado quienes garantizar asistir al proceso, a lo mejor muchos deciden votan a favor del presidente de la República.

Rafael Brito, empleado informal, planteó que está difícil que los perredeístas respalden la candidatura de Mejía, porque él, que es perredeísta, reconoce que «este gobierno trabajó demasiado mal».

Johattan Núñez expresó que no descarta que los perredeístas seguidores de Suberví Bonilla, Ortiz Bosch y Esquea Guerrero se decidan a votar por Mejía, porque para él, «los perredeístas son iguales».

«Pero ni loca que yo esté voy a votar por Hipólito Mejía» respondió María Pérez a la pregunta de su considera que la mayoría de los perredeístas acudirán a votar en la XX Convención Nacional Extraordinaria. La madre de cinco hijos sostuvo que por el PRD votará el que no tiene conciencia.

Juan de los Santos dijo estar convencido de que la convención no contará con la asistencia esperada.

Dolores Batista confiesa no saber mucho de política, sin embargo, planteó que cree que los perredeístas no voten por la reelección. Para ella, los altos costos de los alimentos son suficientes para cambiar de gobierno.