Don Mario Álvarez Dugan vistió todos los trajes del  periodismo

Don Mario Álvarez Dugan vistió todos los trajes del  periodismo

Quienes opinan sobre él afirman que dio pasos firmes y profundos en el ejercicio del periodismo y  que su muerte deja un rastro imborrable, puesto que llenó varias décadas de la historia del periodismo nacional. Actuó con inteligencia, sin acuerdos de aposento,  y dejó su impronta al convertirse en fuente de consulta obligatoria.

Nunca se dejó sojuzgar ni condicionar. Ejerció el periodismo con arrojo e independencia. Comenzó su ejercicio    durante el gobierno de mano dura de Rafael Leónidas Trujillo. Mario Álvarez Dugan  llenó una época muy importante del periodismo dominicano.

Directores de medios impresos valoran el aporte que hizo este gigante de la comunicación a la profesión que desempeñó con orgullo y fiel vocación.

 Expresaron  pesar por su muerte y a la vez ponderaron la satisfacción de ser  parte de la generación que  vio a Álvarez Dugan mostrar sus cualidades invariables:  entregarse con  pasión y dedicación completa a una profesión de altos riesgo y para la que nunca se mostró vacilante.

El estilo de periodista depurado y firme que fue el director general de este diario, Mario Álvarez Dugan, lo recuerdan sus colegas Radhamés Gómez Pepín, Rafael Molina Morillo, Adriano Miguel Tejada, Miguel Franjul, Manuel Quiroz, Fernando Pérez Memén, Persio Maldonado; y Mercedes Castillo,  en representación del Colegio Dominicano de Periodistas.   

La clave

Fallecimiento

Mario Álvarez Dugan falleció en la noche del pasado sábado, a la edad de 77 años.  Sus restos serán sepultados hoy a las 11:00 de la mañana en el cementerio Cristo Redentor, en el Distrito Nacional. Sus amigos y compañeros de labor, que le llamaban Cuchito, acompañaron a sus familiares en el velatorio en la Funeraria Blandino. Asimismo, valoran  los más de 50 años consagrados al periodismo. Se desempeñó como director de este diario durante  20 años, donde aplicó los conocimientos adquiridos en otros diarios a los que había dirigido. Compañeros de Don Mario en la labor de informar consideran que el país debe valorar los aportes que deja desde el periodismo impreso y colocarlo en su  justa dimensión.  Su  columna de opinión, “Coctelera”, lo presenta como un maestro de la transparencia.

Todos coinciden en que   Cuchito fue hombre íntegro en el periodismo y en la vida

Rafael Molina Morillo

Director de el día

La partida de Mario Álvarez Dugan.  Después de unos serios quebrantos de salud, deja un vacío profundo, porque llenó varias décadas de la historia del periodismo nacional. Comenzó  como cronista deportivo, pero rápidamente pasó por distintos departamentos de los periódicos; dirigió varios  y dejó su impronta en cada uno de ellos. Era una fuente de consulta obligatoria para algunos enfoques de interés nacional que cualquier medio periodístico tenía que hacer. En lo particular, yo pierdo no solamente un colega ilustre, sino también un amigo leal, siempre sincero y siempre presto a tender la mano cuando uno lo necesitaba en la profesión o en cualquier asunto en particular. No sólo el periódico Hoy pierde a su director y un gran valor del periodismo nacional, sino la nación entera en el ámbito periodístico estará de duelo.  Él, al igual que yo, sirvió a periódicos durante la era de Trujillo y aprendió la importancia de la libertad.

Radhamés Gómez Pepín

Director de El Nacional

Estuvo con las mejores causas.    Para mí, Cuchito  fue un excelente hermano y actuó con las mejores causas de su país. Pudo haberse equivocado alguna vez, quién no, pero nunca con el interés de hacer daño a nadie. Creo que fue un ciudadano meritorio y que su muerte es una pérdida irreparable para la República Dominicana. Como periodista fue una escuela. Fue un maestro de maestros. Cuchito viene de una época en la que trabajó y dirigió periódicos de la dictadura de Trujillo. Eso es cierto. Ahora, desde que llegó a El Caribe en el   1974, siempre estuvo del lado de lo mejor para su país. Ahí están los periódicos. Puso la sección Coctelera, esos cortos, que son una enseñanza profunda. Un periodismo objetivo y serio.

Enseñanza.  De Cuchito lo que hay que aprender es la perseverancia, cuando Cuchito comenzaba una noticia llegaba hasta su final, fuera cual fuera, esa es la pura verdad.

Miguel Franjul

Director de Listín Diario

La profesión.  El periodismo   pierde uno de sus primeros exponentes. Cuando lo teníamos en vida, era una de las escuelas. Era  un periodista de mucho calibre que especialmente nos infundía a todos ese valor y ese entusiasmo para mantener esa entera libertad de expresión.

  Bizarro de la prensa.  Cuchito cada vez que ocurría algo en el país él olfateaba, suponía o sospechaba que podía ser muy dañino para la prensa dominicana, siempre la salía al frente con mucha energía y mucha responsabilidad. La dirección de los periódicos estuvo por referente, de todo su talento. Ahí están los éxitos de esos periódicos, que en gran medida se le debe al personal, pero obviamente, que, a la eficaz y a la afinada dirección.

Dolor.  Es una gran pérdida para el periodismo, es uno de los grandes pilares para el periodismo dominicano del siglo XX y así lo vamos a recordar siempre.

Adriano Miguel Tejada

Director de Diario Libre

Pérdida nacional.  El fallecimiento de Don Mario Álvarez Dugan, Cuchito, como le llamaban sus amigos, en respetuoso y cariñoso halago, todo el pueblo dominicano, deja al país sin uno de sus periodistas más destacados. Sin sus opiniones, siempre certeras, y sin su bonhomía.

Vistió todos los trajes.  Desde destacado cronista  y comentarista deportivo, inmortalizado por Rafael Rubí, con el “¿Qué te parece Cuchito?” hasta la dirección de grandes diarios nacionales, donde sentó cátedra de dominicanidad y de equilibrio.

Su generación continúa.  Todavía está abierta, ahí quedan  todavía Radhamés Gómez Pepín, Rafael Molina Morillo. Yo  que creo  que con él se cierra el capítulo de ese hombre que al mismo tiempo que fue un cronista deportivo importante, supo hacer el cambio hacia la dirección de un periódico, con todas las responsabilidades que eso conlleva.

Manuel Quiroz

Director de El Caribe

 Su partida.  La muerte de Mario Álvarez Dugan representa una pérdida muy sensible para la sociedad dominicana, a la que sirvió con gran dedicación y profesionalidad en el ejercicio periodístico, dedicándose a las mejores prácticas y sirviendo de orientador para las nuevas generaciones.

     Su legado:   Don Mario enseñó a los profesionales a ejercer un periodismo veraz, auténtico y que contribuyera a la convivencia armónica y democrática de la República Dominicana. Se ocupó de que los periodistas fueran fieles a su trabajo. Que se empeñaran de representar todos los ángulos en la historia periodística, que usaran un lenguaje llano, claro y preciso, y que sirviera para que el destinatario de la información recibiera informaciones confiables y que no diera lugar a dudas ni a confusiones.

 En lo familiar:   Fue un padre de familia ejemplar, un buen esposo y un excelente amigo. Tuvo gran dedicación en su trabajo, profesionalidad y mucha  integridad      personal.

Persio Maldonado

Director de El Nuevo Diario

De gran solvencia profesional.  Su muerte es una pérdida muy lamentable, porque fue un hombre que no sólo tuvo una incidencia en el ejercicio del periodismo, ya que su familia y su comportamiento son un referente importante en la sociedad dominicana. Si nos circunscribimos exclusivamente al tema del ejercicio profesional, pues, yo pienso que hizo un aporte muy significativo para todos nosotros, que de alguna manera hemos venido siguiendo sus pasos en este ejercicio. Primero, su participación diversa en el ejercicio.

Álvarez Dugan fue  versátil.  Fue un hombre que incidió en el periodismo económico, político, deportivo. Pienso que con todo fue abriendo camino. Lo hizo con bastante profundidad, ya que fue un hombre de luces extraordinarias, un hombre bastante inteligente en este ejercicio. Desde el punto de vista ético, yo creo que deja un rastro extraordinario, digamos imborrable en el ejercicio. Su punto de vista es una referencia sumamente importante en esta profesión.

Fernando Pérez Memén

Director de La Información

La Amistad.  Fuí un gran amigo y un gran admirador de  Cuchito . Con Cuchito yo creo que se va una gran parte de la humanidad. Era un hombre de un gran desprendimiento, porque era un hombre de una gran sensibilidad social. Con él se pierde uno de los dominicanos más ilustres que tuvo el país. Con él pues, se nos ha ido digamos, uno de los dioses mayores del periodismo nacional; uno de los grandes maestros que ejerció el periodismo con mucha pulcritud, con mucha decencia y con una ética de servicio. Cuchito nos deja a nosotros, los periodistas e intelectuales, una gran lección de lo que fue su vida.

Con la actuación.  Su vida misma, repito, es  una gran lección de cómo se ha de proceder, es un ejercicio de tanta trascendencia y de tanta valía, como es la labor de informar y de formar una sala de redacción útil y de opinión pública.

 Reverencia.   Creo que el país debe de inclinarse ante la ida de un hombre de su magnitud, creo pues que él nos deja las haces luminosas de su gran personalidad.

Mercedes Castillo

Presidenta del CDP

Parecer del gremio.  Para el Colegio Dominicano de Periodistas el fallecimiento de Don Mario Álvarez Dugan, cariñosamente Cuchito, es una pérdida irreparable. Además, consideramos que con la pérdida de Don Mario el periodismo nacional está de luto. En realidad perdimos un gran hombre, un gran profesional, un hombre independiente; que todos los días a través de su columna, muy leída, enteraba de aspectos muy importantes. A través de sus juicios, Don Mario orientaba.

Valor de la trayectoria.  Yo creo que con más de 50 años en la vida del periodismo nacional, fue maestro de varias generaciones de periodistas, en sus distintas vertientes, porque Don Mario fue  un periodista que provino de la crónica deportiva, pasando por todas las etapas del periodismo. El periodismo nacional sufre una pérdida irreparable. Es  un miembro distinguido del Colegio Dominicano de Periodistas, miembro distinguido de la prensa  nacional y su partida deja un gran vacío en todos los comunicadores sociales.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas