Dista de concluir el trance en GM por defectos

Dista de concluir el trance en GM por defectos

Michigan, EE.UU. AP. Un acuerdo con General Motors que obliga a la firma a abonar una multa federal de US 35 millones por haber ocultado defectos en los interruptores de encendido de automóviles pequeños y a permitir al gobierno más supervisión sobre sus procedimientos de seguridad cierra un capítulo en la saga de la empresa, pero la novela dista de haber concluido.

Además de acceder a pagar la multa, GM admitió que violó la ley al no reportar en seguida al gobierno sobre los problemas. La firma aceptó que en el futuro informará rápidamente los problemas de seguridad, ya que en febrero empezó a reparar 2.6 millones de autos, más de una década después que los ingenieros hallaron la falla en los interruptores.

Los interruptores en los modelos pequeños como el Chevrolet Cobalt y el Saturn Ion pueden deslizarse de su posición y apagar el motor. Eso desactiva la dirección hidráulica y los frenos de potencia, haciendo al conductor perder el control.