Disposición al pago de impuestos podría aumentar por cambios

Disposición al pago de impuestos podría aumentar por cambios

La disposición a pagar impuestos aumentaría en 10%  en respuesta a acciones del Gobierno encaminadas a erradicar la corrupción, mejorar la transparencia,  eliminar la evasión, aumentar el gasto social y mejorar la seguridad, según los resultados de una encuesta en América Latina del banco de desarrollo  CAF, de los que se hace eco Eduardo Lora en un artículo publicado en la revista Dinero.com.

Lora, quien  trabaja para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero que escribió el artículo a título personal, afirma que una  mejor percepción del Gobierno también mejoraría la disposición a pagar impuestos, pero los efectos serían mucho menores.

También señala que la  publicación de los resultados de auditorías que revelan  corrupción  tiene efectos comprobados en la recaudación de los impuestos a la propiedad de los cabildos. 

La conclusión general de todas estas investigaciones es que, según Lora, las reacciones humanas son tan variadas que se requiere de una gran diversidad de estímulos y de formas de coerción para reducir sustancialmente la evasión.

Advierte que las acciones relámpago que buscan manipular a los contribuyentes para que abandonen sus prácticas evasoras no producen efectos duraderos, pues  la moral tributaria no se construye de la noche a la mañana.

Cuestiona que debido a la baja recaudación del impuesto a la renta los gobiernos acudan en forma exagerada a otros impuestos que son más fáciles de recaudar pero que son menos progresivos y que generan más informalidad, como el IVA y los impuestos a la nómina.

Explica que un plan efectivo para reducir la evasión debe combinar varios elementos. Idealmente, el diseño del impuesto debe crear incentivos para rendir información que ayude a detectar a los evasores. Involucrar al sistema financiero y a las grandes empresas como fuentes de información sobre los ingresos de los individuos y las empresas facilita el control.

Afirma que también es importante que haya una buena estrategia de inspecciones y auditorías basada en las probabilidades de evasión y el conocimiento de los contribuyentes.

Es posible que todo esto sirva de poco cuando los contribuyentes creen que evadir impuestos es normal y cuando encuentran justificaciones morales para no pagar impuestos.

Resalta que, según el Latinobarómetro, solo uno de cada dos latinoamericanos piensa que evadir impuestos es reprobable.

“Si nadie paga impuestos, por qué voy a pagar yo. Con tanta corrupción no vale la pena pagar impuestos. El Gobierno no atiende las necesidades de gente como yo.  Estas son frases que todos hemos oído o, peor aún, dicho alguna vez, para justificar la evasión”, afirma el especialista en materia tributaria.

Otros factores que pueden lesionar la “moral tributaria” son la falta de popularidad del Gobierno de turno, la creencia de que el país no va en la dirección correcta o la percepción de que las entidades públicas no están atendiendo los problemas sociales más acuciantes, como la seguridad o el desempleo.

Hasta hace poco, todos estos argumentos carecían de sustento empírico. Pero una nueva corriente de investigación está tratando de determinar qué factores influyen en la moral tributaria y qué pueden hacer los gobiernos para elevarla. 

La frase

Eduardo Lora

Si nadie paga impuestos, por qué voy a pagar yo. Con tanta corrupción no vale la pena pagar impuestos. El Gobierno no atiende las necesidades de gente como yo.  Estas son frases que todos hemos oído o, peor aún, dicho alguna vez, para justificar la evasión”,