Directorio FMI sugiere iniciar reformas sin demora

Directorio FMI sugiere iniciar reformas sin demora

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional considera que los trabajos relacionados con las medidas estructurales previstas en el acuerdo stand by suscrito por la República Dominicana con ese organismo,  deberían iniciarse sin demora.

 En particular, el directorio del FMI cree que se debe trabajar sin dilación en  las mejoras en la administración tributaria, con la asistencia técnica del FMI, y en  la eliminación de subsidios no focalizados a la electricidad.

“La elaboración y puesta en práctica de un plan global para hacer frente a los impedimentos estructurales en el sector eléctrico también sigue siendo una alta prioridad”, expresa.

Afirma que los impedimentos estructurales que afectan a los sectores eléctrico y fiscal representan una carga pesada sobre las finanzas públicas.

Considera que los subsidios no focalizados orientados a cubrir estas pérdidas siguen drenando las finanzas públicas y representan más de un uno por ciento del PIB en 2009.  “A pesar de estas subvenciones al sector eléctrico, la calidad del servicio a los ciudadanos sigue siendo muy pobre”, afirma.

En la conclusión de la  Consulta del Artículo IV de 2009, el Directorio del FMI señala que la economía dominicana se ha visto negativamente afectada por la crisis mundial.

Afirma que  el  Producto Interno Bruto (PIB) real se ha desacelerado rápidamente, de más de 5 por ciento en 2008 a un estimado de entre 0.5 y 1.5 por ciento para 2009.

Asimismo, indica que el déficit de la cuenta corriente externa se estima en alrededor de un 6 por ciento del PIB en 2009 ó alrededor de 4 puntos porcentuales menos que en 2008, ya que las importaciones se han reducido más que las exportaciones, el turismo y las remesas. 

También afirma que el sector bancario resistió la crisis mundial y permanece líquido, bien capitalizado y rentable.

Explica que aunque las autoridades monetarias han respondido a la crisis de manera oportuna,  la política fiscal se ha visto limitada por la falta de financiamiento externo.

Indica que el Banco Central redujo su tasa de interés de política en 550 puntos básicos, a 4 por ciento durante 2009 y el encaje legal también se redujo en 250 puntos básicos, a 17.5 por ciento.

Asimismo, plantea que tras una postura más holgada en 2008, la política fiscal se ha contraído en los primeros tres trimestres de 2009, dado que la disminución de 10 por ciento en los ingresos tributarios hasta septiembre (con respecto a enero-septiembre de 2008) coincidió con un descenso aún mayor en los gastos.

Agrega que el déficit del sector público consolidado fue de alrededor del 2 por ciento del PIB durante los primeros tres trimestres de 2009, ó alrededor de 1 punto porcentual menos del PIB que durante los primeros tres trimestres de 2008.

La cifra

6 por ciento del PIB.  Es el déficit en cuenta corriente que estima el FMI para el 2009,   cuatro puntos porcentuales menor al de 2008.

Exenciones

El Directorio del FMI plantea que existe el riesgo de que la disminución de los ingresos tributarios observado en 2008-09 (de más de un 10 por ciento) pueda estar en parte relacionada con el uso indebido de las exenciones fiscales previstas en las leyes de competitividad.

Por otro lado, sostiene que el programa de las autoridades apunta a limitar los efectos de la desaceleración global sobre la economía nacional, estableciendo al mismo tiempo las condiciones para un crecimiento vigoroso y sostenible. “El programa tiene como objeto movilizar financiamiento adicional proveniente de otras fuentes multilaterales para el desarrollo de una política fiscal contra cíclica a corto plazo, mientras que la política monetaria seguirá adecuándose a las necesidades de liquidez de la economía”, explica. A mediano plazo se buscar la consolidación fiscal gradual, afirma.