Diputados acogen transferir fondos para el Metro

<p>Diputados acogen transferir fondos para el Metro</p>

POR LOYDA PEÑA
En medio de un ambiente de anarquía, la Cámara de Diputados aprobó anoche de urgencia, en primera lectura, el proyecto de Ley de Apropiación de Transferencia, con algunas modificaciones que le introdujo el Poder Ejecutivo.

Las modificaciones al proyecto que sustrae recursos a las secretarías de Educción y Salud Pública para destinarlos a la construcción del Metro y a otras áreas, incluyen un nuevo capítulo con una apropiación de RD$100 millones a favor del Congreso Nacional.

Asimismo autoriza la suma de US$154 millones del excedente de ingresos producidos en la ejecución del contrato Petrocaribe, para crear Apropiación por igual valor para subsidios al sector eléctrico.

De los $100 millones destinados al Congreso Nacional, $20 millones serán para la Cámara Baja y $80 millones para el Senado, fondos reducidos de la apropiación del capítulo 99 correspondiente a “Obligaciones del Tesoro Nacional”, y al programa 77 destinado a “Subsidio del Estado”, según explica el presidente Leonel Fernández en una comunicación remitida al presidente de la Cámara Baja, Julio César Valentín.

ANARQUIA

En las primeras horas de la sesión todo trasncurrió con tranquilidad. El vocero del Bloque del PRSC, Ramón Rogelio Genao, tomó el primer turno para solicitar al presidente de la Cámara liberar de todos los trámites y conocer de urgencia los proyectos pendientes de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que son el que crea la Secretaría de Economía, Planificación y Desarrollo, y el de Planificación de Inversión Pública, así como el de Planificación e inversión Pública.

La propuesta fue acogida y los tres proyectos aprobados de urgencia en primera lectura, y dejados para ser sancionados definitivamente mañana viernes.

Fue en el momento en que el presidente de la Cámara, Julio César Valentín, anunció el conocimiento del proyecto de Apropiación y Transferencia, que el caos se apoderó del hemiciclo. Dieciseis legisladores de los distintos partidos tomaron turno para acusarse y reacursarse sobre hechos incluso pasados como la muerte de “Narcisazo” y la denuncia de amenaza de muerte hecha por el periodista Julio Martínez Pozo.

Entre los cuestionamientos al proyecto, hubo planteamientos acerca de si el gobierno había hecho y gastado esas transferencias de fondos sin previamente haber sido aprobadas por el Congreso. En ese tenor se pronunció el diputado  Alberto Atallah, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), quien consideró como deplorable que el gobierno, no obstante las precariedades de la Secretaría de Educación, gastara recursos destinados a esa cartera “para beneficiar el sueño de la obra faraónica de este gobierno”.

Por su parte, el vocero de la bancada del PRD, Cristhian Paredes, consideró como un “crimen” que mientras el país está pasando por una crisis en los sectores educación y salud, el gobierno  “le estén quitando cuartos que se necesitan para comprar pupitres, medicamentos y equipos para los hospitales”.

En términos similares habló el vocero de la bancada del Partido reformista Social Cristiano (PRSC) Ramón Rogelio Genao. Todos ellos votaron en contra del proyecto. No obstante la oposición de muchos, que incluso propusieron enmiendas que le fueron rechazadas, el proyecto fue aprobado con el voto mayoritario de los peledeístas.

El Proyecto de Ley de Apropiación y Transferencia afecta a los sectores salud y educación con más de $1,500 millones.

El mismo dispone traspolar del presupuesto de este año, $6,642 millones, así como la apropiación de otros $5,457 millones, para resarcir gastos del gobierno por concepto del subsidio al Gas Licuado de Petróleo (GLP), al sector eléctrico, pago de la regalía pascual, continuar la construcción del Metro, supervisión y control de obras del Estado, para protección social y otros.