Diputada nacional: un proyecto plausible dignificante

Diputada nacional: un proyecto plausible dignificante

Qué espectáculo lastimoso ofrecen un puñado de legisladores que a pesar del mucho tiempo que tienen ejerciendo, o mejor dicho, tratando de parecer  congresistas, todavía no conocen a plenitud las funciones inherentes a su alta investidura.

   Una diputada nacional que honra la Cámara Baja es la economista Guadalupe Valdez, quien después de haberla conocido e intercambiado correo electrónico, nos mantiene informado de todo cuanto sucede en el hemiciclo por medio de su “Recopilación de Informaciones”, el cual recibimos regularmente.  Esto nos ha permitido, conjuntamente con los reportajes que aparecen en los diferentes medios, el conocer su proposición de la eliminación en el Presupuesto Nacional de 2013, las partidas correspondientes a los Fondos de Asistencia Social del Congreso, conocidos popularmente como “barrilito” o “cofrecito”, por un monto ascendente a la no despreciable suma de  RD$661,982,000.00.

   La diputada Guadalupe Valdez, basa su argumento en el Artículo   93 de la Constitución de la República, el cual expresa que ellos “legislan y fiscalizan en representación del pueblo” y por lo tanto, no deben asumir las funciones ejecutivas del Gobierno, lo cual queda reservado a otras instancias.  Dentro de las funciones de los legisladores, no está la de distribuir ayudas, dádivas y otras funciones sociales de este sobresueldo que perciben, no obstante ellos afirmar que lo distribuyen con transparencia y que rinden un informe detallado de su utilización.

   Es hora que en nuestro país se le ponga coto a este tipo de accionar ya que hasta ahora los diputados y senadores se auto fijan los sueldos y demás emolumentos adicionales, como son viáticos, exoneraciones de vehículos, pago de secretarias, choferes y seguridad personal.  En países más avanzados que el nuestro, todo esto debe salir del salario que reciben por tan “agobiante representatividad” que no es tal, ya que la mayoría de la población que votó  por ellos estaban opuestos al denominado “Paquetazo Fiscal” y ellos, dándole la espalda a sus votantes, siguieron la línea del partido político que representan, el cual les pidió que aprobasen de urgencia el Presupuesto 2013 y estos, tal como hicieron con el contrato de la minera Pueblo Viejo Barrick Gold, lo aprobaron sin leerlo.  Así actúa la mayoría de estos seudos legisladores que compraron una curul a base del dinero que invirtieron, sin tener la capacidad ni los estudios necesarios para el análisis de los proyectos de leyes que tienen que redactar, discutir y aprobar.

   “Legisladores” como Héctor Darío Féliz, Alfredo Martínez y Luisín Jiménez  y  otros, no tienen la capacidad analítica, los estudios ni las evaluaciones  extraídas de libros de siquiatría, sicoanálisis, ni tampoco de criminología, para sugerirle al Jefe de la Policía Nacional, que a los delincuentes sorprendidos in fraganti “hay que darles pa’abajo”.  No creo que hayan oído hablar de la teoría sicoanalítica del delito de Adler  o la del hombre criminal de Lombroso, pero sí no dudan en  aplicar  el precepto bíblico de “ojo por ojo, diente por diente”.  Los que votaron por ellos, sino están arrepentidos por lo menos están  en pánico.

   Si los legisladores que nos gastamos violan a sabiendas la Carta Magna y persisten en repartir los denominados Fondos de Asistencia Social para cumplir compromisos de sus compromisarios, lo más lógico es que en diciembre lo hagan del doble sueldo que perciben y en los meses ordinarios que lo den del exorbitante salario que tienen por unas pocas horas de trabajo, que como ya expusimos, a veces no generan ideas propias sino que provienen del Comité Político de su partido, o hablan por boca de ganso de un líder partidario.  Diputada Nacional Guadalupe Valdez, usted y también Ito Bisonó,   merecen el respaldo de todo un pueblo, indistintamente del partido político  al cual pertenecen.