Dice TSE y JCE son organismos de naturaleza autónoma

Dice TSE y JCE son organismos de naturaleza autónoma

El presidente del Tribunal Superior Electoral aclaró que la Junta Central Electoral y ese organismo son de naturaleza autónoma.

La declaración del doctor Mariano Rodríguez Rijo está contenida en la conferencia que ofreció en la Cámara Americana de Comercio durante un almuerzo en el que participó como “Invitado de honor”, titulada “El Derecho Contencioso en el Sistema Electoral Dominicano: Experiencias y Desafíos”.

Dijo que en la reciente disposición constitucional “se ha logrado separar al órgano encargado de la organización y administración de los procesos o actos electorales, de la instancia jurisdiccional o contenciosa electoral”.

Con esta división, significó Rodríguez Rijo, “se ha evitado que los integrantes del órgano electoral se conviertan en juez y parte a la vez”.

Agregó que a través de esta nueva realidad, la Junta Central Electoral queda limitada a funciones administrativas, y las contenciosas se le asignan al TSE. En consecuencia, destacó, “el órgano que administra no califica o juzga, y el que califica o juzga, no administra”.

Mariano Rodríguez Rijo hizo un recuento histórico de los procesos electorales dominicanos desde 1922, analizando esa experiencia durante el final de la ocupación norteamericana de 1916, la dictadura de Trujillo y la época democrática, llegando hasta el presente tras la promulgación de la Constitución actual cuando se introdujeron modificaciones al sistema.

Manifestó que desde hacía años se debatía en el país la conveniencia de separar las funciones contenciosas de las administrativas y que al final se impuso el criterio de que  el que administre no juzgue.

            Refirió el caso reciente en que  la sociedad dominicana fue testigo de situaciones pre y post electorales durante las cuales el organismo especializado tuvo que resolver cientos de demandas y producir resoluciones de controversias y enfatizó que con el trabajo de la ya desaparecida Cámara Contenciosa Electoral, la justicia en ese campo recibió un gran impulso.

            Afirmó que la confianza depositada por los actores políticos en la administración de justicia electoral, convirtió esta entidad en el espacio donde pudieron alegarse derechos y recibir respuestas oportunas, resolviendo cada causa.

A continuación detalló las funciones del recién instalado TSE y concluyó en que son numerosas las competencias y atribuciones de este organismo, por lo que tiene una gran responsabilidad en lo que respecta al Estado de Derecho consagrado por la Constitución, “más aún cuando sus decisiones tienen carácter definitivo, no pudiendo ser revisadas por ningún otro órgano, excepto por el Tribunal Constitucional cuando sus decisiones afecten derechos fundamentales.

Declaró estar consciente de los desafíos que tiene ese Tribunal, y aseguró que ésta es una oportunidad para contribuir con una cultura verdaderamente democrática en la que el  actor se sienta confiado.

Agradeció al rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, monseñor Agripino Núñez Collado y al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía,  porque han facilitado espacios para que el Tribunal, que ayer celebró su primera audiencia pública, haya podido iniciar sus trabajos desde que se juramentaron sus miembros.