Dice PRD tiene poder para decidir TC

Dice PRD tiene poder para decidir TC

La ex vicepresidenta de la República, Milagros Ortiz Bosch, afirmó  ayer que el  Partido Revolucionario Dominicano (PRD) tiene los  legisladores  necesarios  para detener o impulsar  la aprobación del funcionamiento del Tribunal Constitucional (TC) y de otras leyes orgánicas.

Urgió la necesidad de que en el Poder Legislativo se tomen las medidas para buscar un salida a la situación que se creado, porque  el plazo para la  aprobación vence el 26 de enero próximo.

Sostuvo que ésta es la oportunidad del PRD de negociar una solución general para el Poder Judicial.

Ortiz Bosch cuestionó que   a un año de las próximas elecciones presidenciales tampoco esté funcionando  el Tribunal Superior Electoral.

Refirió  que el debate sobre  el Tribunal Constitucional,  creado  el pasado 26 de enero con la Reforma Constitucional,  es el tema dominante  en el campo del Poder Judicial y que su trascendencia ha producido diferencias en  la Suprema Corte de Justicia, en el Poder Ejecutivo, fraccionado  y  cohesionado a  abogados especialistas  en  el tema.

También de manera inesperada al partido de gobierno,  por la necesaria mayoría ya que la  Constitución requiere para la aprobación de las “Leyes Orgánicas”.

“Ha creado una coyuntura de negociación para la oposición política en la que ésta puede decidir si representa o no a la ciudadanía, y si está  dispuesta a contribuir, como lo hizo en 1997, usando las disposiciones constitucionales, los recursos establecidos en  los reglamentos  parlamentarios y empleando su capacidad de concertación, con el perfeccionamiento del sistema democrático  en el que la justicia juega un papel determinante”, expuso.

Los anteriores  conceptos están en un documento que Ortiz Bosch envió anoche a los medios de comunicación. En cuanto al impulso de las leyes orgánicas, manifestó que el PRD “debe hacerlo, como producto del entendimiento nacional que necesitan los cambios profundos, quizás revolucionarios,  que la nueva Constitución impuso al Poder Judicial.   Ojalá que ese número de diputados, como parecen querer nuestras autoridades y precandidatos, trabajen para alcanzar una concertación sobre todos los aspectos  pendientes de solución en el área de la justicia”.

No obstante, aclaró que “desde luego que no deberá concertarse para los míos y los tuyos, sino para los de todos  y deberá estar  ausente  en esa concertación una frase que viene deteriorando el sistema democrático: “esto es política”, como si en nombre de la política  fuera permitido hacer cualquier cosa”.    Citó a la Fundación Institucionalidad y Justicia, que asegura que el tema del Tribunal Constitucional es importante y  que la situación creada por la falta de aprobación de las leyes orgánicas  del sistema judicial es gravísima. Refiere entre las dificultades, que  perimió el plazo constitucional para el  funcionamiento el órgano  de Gobierno del Poder Judicial,  para el funcionamiento el órgano de gobierno del Ministerio Público y  que el  26  vence el plazo para aprobar la ley que establece el funcionamiento del TC.

Negociación

Para Ortiz Bosch, demandar una negociación general  para el  Poder Judicial es aproximarse   al funcionamiento de la división de poderes establecidos en  la Constitución,  es  defender la Carrera Judicial, es saber ampliar  la representación ciudadana, no por cargos alcanzados, sino por los votos recibidos.

 A prueba

Plantea también que esa situación  pone  a prueba la capacidad de negociación del Gobierno para crear un Plan de Nación y es  construir soluciones,     hacer ejercicio de oposición efectiva y   ayudar al Poder Ejecutivo a  escuchar la sociedad y a los partidos políticos a jugar la función de  Estado.