Dice paralizó 35% transporte

Dice paralizó 35% transporte

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (CONATRA), Antonio Marte, dijo ayer que la protesta que hicieron sus miembros paralizó el 35% del transporte público de pasajeros en el Distrito Nacional y la ciudad de Santiago, pero que con esta manifestación sólo están “careando los gallos, porque el país debe prepararse para la huelga general del servicio”.

Indicó que con la finalidad de crear algunas dificultades y presionar a la justicia para que celebre un nuevo juicio, justo contra los implicados en el Plan Renove, sus afiliados sacaron de circulación un total de 91 rutas, 82 en esta capital y 29 en Santiago. Afirmó que dejaron de trabajar más de 7,000 autobuses y carros.

Informó, asimismo, que en los próximos días echarán “unos gallitos” en San Francisco de Macorís, donde paralizarán sus unidades, está vez sin avisarlo para que los militares no les ocupen las calles, como ocurrió en esta jornada.

Empero, negó que miembros de la CONATRA utilizaran machetes para bajar a los usuarios de los vehículos que abordaban en la avenida Máximo Gómez entre 6:00 y 9:00 de la mañana, tiempo durante el cual se prolongó la protesta.

Marte reiteró que los choferes afiliados a esa Confederación y los miembros de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (FENATRADO) abandonaron el servicio en demanda de que se valoren las pruebas de inocencia de los condenados en la Corte de Apelación.

El empresario del transporte restó importancia a la amenaza del director de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), Germán Peña Guadalupe, de que serán sacados del sector quienes participen en la protesta, tras plantearle al funcionario que si lo desea, puede poner sus autobuses en la terminal.

“Yo no le tengo temor ni al diablo”, respondió en repuesta a la pregunta de que si le causa inquietud la posición del director de la OTTT. Entiende que el presidente Leonel Fernández debía cerrar esta entidad porque constituye una “desgracia”.

Señaló que Germán Peña no puede alegar nada, porque a su juicio, ellos no paralizaron ningunos vehículos. “Lo que hicimos no fue una huelga, fue una protesta, pero claro que dejó sus beneficios”.

Marte dijo que con la acción de ayer sólo ponían a los choferes a pelear, como forma de que se preparen para la huelga general que avisarán más adelante.

“El propósito de la huelga general es para que el gobierno determine qué va a hacer con la energía eléctrica, con los altos precios de la comida, con la gasolina, con la medicina, con la seguridad social, con todos los problemas que el gobierno tiene”, significó. Comentó que en este es un motivo para que les resuelvan.

Adujo que la jornada nacional también persigue que se les saque del “juicio político a que fue sometido junto a otros transportistas”.

HOMBRE DEL MALETÍN

Marte deploró que quienes negociaron la aprobación del programa de distribución de vehículos del Plan Renove no estén en el expediente de fraude contra el Estado, tras criticar que se le concediera la libertad a Ángel Rondón, a quien identificó como “el hombre del maletín”.

También lamentó que el transportista Juan Hubieres haya sido excluido del proceso acusatorio, lo mismo que Amadeo Lorenzo, Onéximo González y Ramón Emilio Jiménez. “Yo lo que te quiero decir es que hay un juicio selectivo y parcializado. Yo veo bien que a ellos los soltarán, pero no deben soltarlos a ellos y dejarnos a nosotros”.

Reiteró que no hizo nada malo dentro del Plan Renove, por lo que confían en que la Suprema Corte de Justicia (SCJ), tribunal donde estima que hay jueces serios.