Desempeño de la banca en medio de la crisis

Desempeño de la banca en medio de la crisis

En momentos en los cuales colapsaron los bancos de inversión en los EU, quiebran decenas de entidades financieras de países desarrollados y aún se desconoce la magnitud de los activos tóxicos en los bancos globales, justamente en ese momento el sector financiero dominicano exhibe niveles impresionantes de solvencia, liquidez, rentabilidad y fortaleza para resistir los choques externos.

Los resultados preliminares revelan que los activos del sector financiero alcanzaron en el 2008 la cifra de RD$596.5 miles de millones, mientras los bancos lograron la cifra de RD$486,748 millones lo cual representa un incremento de 11% en relación al 2007.

El patrimonio del sector financiero aumentó, lo cual es signo de fortaleza, de RD$63,763 millones en diciembre del 2007 a RD$72,082 millones en el 2008, mientras los bancos múltiples aumentaron su patrimonio de RD$40,188 millones a RD$46,387 millones, para un incremento de 15.4%. La cartera de préstamos, a pesar del choque externo y las imprescindibles medidas monetarias restrictivas, aumentó en todo el sector financiero en 17.2% y en la banca múltiple la cartera de préstamos alcanzó al cifra de RD$286,500 millones lo cual representó un incremento de 20% en relación al 2007.

Los índices financieros revelan el adecuado desempeño del sector y vamos a limitarnos a mostrar los resultados de la banca múltiple, que representan el 82% de los activos del sistema, los cuales alcanzaron un índice de solvencia promedio de 13.4%, mayor en tres décimas al 2007, y superior al 10% requerido por las normas.

En cuanto a la posibilidad de que los clientes de los bancos se atrasaran por efecto del alza en las tasas de interés, resulta que en el 2008 la morosidad fue de apenas 3.5%, mientras en el 2007 ascendió a 5%, además los bancos para esa cartera establecieron reservas 130% por encima de lo que obliga el Reglamento de Evaluación de Activos. En materia de liquidez, medida por la relación entre las disponibilidades y el total de captaciones más obligaciones con costo, la banca múltiple elevó ese índice de 28.2 a 30.1% y la rentabilidad del patrimonio de 28 a 28.3%, alcanzando beneficios preliminares antes del impuesto por un monto cercano a los RD$12,600 millones.

Ese extraordinario desempeño del sistema financiero dominicano es el resultado de autoridades con la voluntad para dirigir el proceso de reforma, dentro del estricto cumplimiento de un programa con el FMI, intermediarios que han sabido adaptarse y cumplir estas normas y, por supuesto, directivos, funcionarios y accionistas conscientes de su responsabilidad frente a los depositantes.