Descubren “nuevo mundo” en Patagonia chilena

Descubren “nuevo mundo” en Patagonia chilena

SANTIAGO DE CHILE (EFE).- Exploradores franceses y chilenos han realizado importantes descubrimientos en el archipiélago de la isla “Madre de Dios”, en el extremo sur del país, que a su juicio dan forma a un “mundo nuevo”, hasta ahora desconocido.

La exploración “Expedición Última Patagonia 2006” permitió descubrir pinturas de indígenas alacalufes (pueblo patagónico precolombino) en cavernas naturales que superan los 400 metros de profundidad, dijeron hoy los protagonistas de la aventura en una rueda de prensa.

Esas tierras, vírgenes de toda exploración geográfica, espeleológica o arqueológica, han arrojado resultados que consideraron “sorprendentes”, por Bernard Toorte, jefe de la expedición.

Los hallazgos en “Madre de Dios” fueron catalogados de “excepcionales” por los investigadores y espeleólogos, dijo Toorte, que admitió que el grupo estuvo integrado sólo por aficionados a la exploración de lugares ignotos.

Según afirmó, es la primera vez que se ha podido observar rocas calcáreas, calizas y mármoles que se “funden” en superficie, a una velocidad de 10 centímetros cada mil años, a su juicio “todo un récord mundial”.

Recordó que la medición de la erosión constituye hoy en día un importante objeto de estudio en el seno de investigaciones científicas internacionales.

El análisis de las formas, del flujo y de la química de las aguas a partir de pequeñas depresiones vertientes, constituye un método eficaz para medir estos modelos hidrográficos que evolucionan a gran velocidad, precisó.

Este fenómeno está ligado al deshielo masivo de los glaciares cuaternarios, hace aproximadamente 10.000 años, lo cual ha aligerado el archipiélago y causado así su elevación.

Toorte destacó que la información que guardan esas remotas islas las promueven como candidatas a Patrimonio de la Humanidad.

La expedición, producto de la cooperación entre Chile y Francia, contó con el patrocinio del gobierno francés, las embajadas de Chile en Francia y de este país en el latinoamericano, la Comisión Bicentenario de Chile y el Ministerio de Bienes Nacionales, entre otras instituciones.

En la expedición, que se extendió desde principios de enero a finales de febrero pasado, con una inversión de 800.000 dólares, se exploraron más de 120 cavernas.

Los expedicionarios anunciaron una nueva investigación en el año 2008 para continuar con las investigaciones.