Desarrollan proyectos turísticos que podrían cambiar la fisonomía hotelera del país

Desarrollan proyectos turísticos que podrían cambiar la fisonomía hotelera del país

POR SOILA PANIAGUA
En República Dominicana se desarrollan proyectos turísticos que podrían cambiar la fisonomía de la oferta hotelera y de los visitantes extranjeros que ingresan al territorio nacional, según el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES).

En se orden, Enríquez De Marchena, dijo que este año el sector hotelero tiene muchas perspectivas y expectativas de crecimiento, tanto en el número de habitaciones a ofertar, como en la calidad de los turistas que visitarán el país.

Esos serían proyectos dirigidos a la parte más alta del mercado de cinco estrellas internacionales, logrando un equilibrio entre el tipo de inversiones en infraestructuras hoteleras que el país ha desarrollado en los últimos 25 años y que están dirigidos al mercado de tres y cuatro estrellas.

Además, hay un interés por parte del gobierno en llevar a cabo un programa de saneamiento de las infraestructuras en los polos turísticos de todo el país y que se iniciaría en Las Terrena, Samaná.

Ese tipo de acciones, según De Marchena, permitiría que varios polos turísticos, entre estos el de Samaná, insertarse en el mercado como centros turísticos de primera categoría.

Entre los proyectos turísticos pendientes de construcción y que asegura relanzarán el sector están El Atlántica, en la comunidad de Luperón, Puerto Plata.

La Marina Puerto Colón, en La Isabela, el proyecto Playa Grande, el cual incluirá un relanzamiento del campo de golf y la construcción de hoteles boutiques en coordinación con los hoteles del más alto nivel del mundo.

También se construyen proyectos de envergadura en Macao, en Higuey, el Cap Cana, cuyo desarrollo avanza y ya está en ejecución la expansión del grupo Punta Cana y una serie de inversiones por parte de cadenas hoteleras de España.

Según De Marchena, en los últimos seis meses y por la confianza que ha generado el gobierno del presidente Leonel Fernández, se iniciaron una serie de proyectos que incluso cambiarían la fisonomía del turismo en República Dominicana.