Desalojo a tres ancianos conmociona a comunitarios

Desalojo a tres ancianos conmociona a comunitarios

POLANCO, VILLA TAPIA, Hermanas Mirabal.-   Diez personas pertenecientes a la familia Castillo Abreu denunciaron la forma indiscriminada en la que  un empresario los desalojó de sus viviendas ayer a las 9 y 35 minutos de la mañana, destrozando todas sus pertenencias, supuestamente porque es el propietario de los terrenos.

Sergio Antonio Hernández Jiménez junto a  hombres armados irrumpió en la parcela número 8 y con una pala mecánica destrozó tres humildes viviendas, dejando a la intemperie a los ancianos Francisco Castillo, Josefa Roque viuda Castillo y a Ernesto Castillo de 87, 68 y 60  años de edad.

Sin embargo, y presas de la impotencia, las víctimas expresaron no poder hacer nada más que ver la destrucción de sus humildes casitas,  por una alegada hipoteca de 1,050 pesos que presuntamente  le hiciera  Benito Castillo al abogado Gregorio Batista, en 1961, vía el Banco de Reservas, cosa que los descendientes de Castillo niegan. Afirman  que todo esto no es más que un “sucio truco” para apoderarse de  60 tareas.

Los vecinos de Polanco, a unos cinco kilómetros   de Salcedo y a dos de Villa Tapia, están acongojados por el abuso. 

“La tierra es propiedad de la familia Castillo Abreu, de la sección Polanco, de Villa Tapia, desde hace más de 80 años, porque ahí nacieron todos los hijos de Benito Castillo y  Elpidia Abreu” aseguró María Castillo, nieta de Benito.

Explicó que el desalojo se hizo con un expediente muy mal instrumentado por  un abogado de  Santiago.

“Fueron primero e hicieron una evaluación y se dieron cuenta de que  son gentes de un nivel económico muy limitado y no tienen estudios”, denunció.