Denuncias plan Renove no pasarán de alharaca

Denuncias plan Renove no pasarán de alharaca

Las irregularidades detectadas por la Contraloría General de la República en el Plan Renove no van a pasar de una alharaca porque habría que someter a la justicia a altos funcionarios públicos, y eso no va a suceder, consideró Hamlet Hermann, ex director de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET).

Manifestó que ningún funcionario del gobierno puede alegar ignorancia respecto a las acciones dolosas que se cometen en el Plan Renove y en la Oficina Metropolitana de Servicio de Autobuses (OMSA).

«El Presidente (Hipólito Mejía) lo ha sabido siempre, lo que pasa es que por afectos o ambiciones políticas, cae en la complicidad. En su estilo de gobierno la negligencia se convierte en complicidad», apuntó Hermann.

Una auditoría realizada por la Contraloría, que abarca del primero de enero del 2002 al 12 de abril del 2003, indica que el Plan Renove alteró varios de sus procedimientos internos, el Reglamento de Compra y Contrataciones de Bienes y Servicios, y el Código Tributario.

Mediante esas violaciones recibieron vehículos sindicatos inexistentes, funcionarios del gobierno, se hicieron donaciones a entidades públicas y privadas, se desaparecieron 210 unidades de transporte, se expidieron cheques sin los documentos reglamentarios, y se permitió que la Hyunday Americas Corporation participara en la venta sin contar con el Registro Nacional de Contribuyentes.

Hermann añadió que todo lo que huela al gobierno en materia de transporte está lleno de corrupción, por lo que el informe de la Contraloría es un escándalo que no va a pasar de varios días.

«Si la Contraloría lo entrega al Poder Ejecutivo, y éste a su vez al procurador Víctor Céspedes o al fiscal Máximo Aristy Caraballo, lo van a engavetar porque están enfrascados en mantenerse en el poder para proteger eso”, expresó el ex director de AMET.

«Esa asociación de malhechores, que se da a todos los niveles en este país, necesita precisamente de la reelección para que esto no se enjuicie», refirió.

EL LIO ES MAS GRANDE

De su lado, Ramón Pérez Figuereo, presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), manifestó que de los proyectos de modernización del transporte que se han ejecutado en el país, el Plan Renove es uno de los más salpicados por la corrupción.

Aseguró que un 95% de los vehículos fue entregado a miembros del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y del Proyecto Presidencial Hipólito (PPH), mientras que los choferes no fueron tomados en cuenta.

«Se vendió la idea de que con el Plan Renove se sustituirían los vehículos viejos por nuevos, y que iban a ser beneficiados 6,000 choferes, pero apenas el 10% de estos recibió unidades, exceptuando algunas organizaciones choferiles que pertenecen al gobierno».

[b]¿QUE ES EL PLAN RENOVE?[/b]

El Plan Renove es una dependencia del Poder Ejecutivo, y fue creado el 20 de septiembre del 2001, mediante el decreto 949-01, con la finalidad de mejorar el transporte público. Su presidente es Siquió Ng de la Rosa, pero antes lo fue Pedro Franco Badía, quien es secretario de Interior y Policía.

Mediante ese plan el Estado dominicano hizo préstamos por un monto de US$158,809,66.24., al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil, Kexin Bak, Aka Ausfunburkredit, y Toyota Tsuho Corporation.

Con esos recursos se compraron 5,648 unidades a través de Alpha Motors, Magna Motors, Viamar, Ruedas Dominicanas, Autozama, y Hyundai Americas Corporation.

Durante el proceso de entrega de los vehículos hubo críticas de parte de los sindicalistas Juan Hubieres y Pérez Figuereo, quienes denunciaron parte de las irregularidades que incluye el informe de la Contraloría, principalmente la asignación de unidades a funcionarios del gobierno.

El Plan Renove es uno de los tantos programas de remozamiento del transporte surgido de las entrañas del gobierno, y que como los demás tiene el tinte de la corrupción.

Para Hermann ninguno de esos planes ha funcionado porque lo político ha estado por encima de las necesidades del transporte, «se piensa más en repartirse el botín y eso ha sucedido siempre».