Denuncia mezclan miel de abeja con glucosa

Denuncia mezclan miel de abeja con glucosa

POR ALEIDA PLASENCIA
El productor apícola Angel Fabián Llavona denunció que en el país se está mezclando miel de abeja con glucosa, para fines de obtener mayores ganancias en la comercialización de la primera. Dijo que mientras un tanque de miel de abeja se compra al por mayor entre RD$12,000 y RD$15,000, el de glucosa cuesta entre RD$8,000 y RD$10,000. Luego de envasada la miel de abeja, dicha cantidad se vende en alrededor de RD$30,000.

Llamó a las autoridades correspondientes a sancionar a quienes incurren en este tipo de engaño e impedir que se siga adulterando la miel de abeja y vendiéndola como un producto natural.

Fabián Llavona, quien tiene varias décadas en la apicultura y es además el presidente de la Fundación Cimarrón, dijo que el  aumento del consumo interno de miel de abeja, en adición de la gran mortandad de colmenas que se produjo en el país por efecto la «Varroa Jacobsoni», hace un tiempo, ha incrementado enormemente los precios de este producto. Por ello y por la baja relativa en los precios de syrop de maíz y la glucosa, hay comerciantes que se han dedicado a la adulteración denunciada.

Explicó que quienes incurren en este engaño hace la mezcla sin grandes complicaciones logrando una liga olor, color y sabor indiferenciables generalmente al consumidor como si fuera miel pura.

Resaltó que en los últimos tiempos se ha incentivado la adulteración, y por ende se produce el fraude en perjuicio de consumidor de miel de abeja, que busca un producto natural, de confianza, y muchas veces con fines medicinales.

«Las autoridades deben ponerse de acuerdo y en acción para perseguir a los engañadores, y el público debe estar en alerta», dijo.

Recomendó al consumidor a ser cuidadoso al comprar el producto y al observar la etiqueta del envase no llevarse sólo por aspectos tales como que tenga una abeja dibujada o un pedazo de panal, o que diga miel pura. «Los jabones, shampoo, y hasta los bancos y partidos políticos usan estos símbolos y no son miel de abejas», añadió.

Esto afecta la credibilidad, señaló, del productor que etiqueta realmente pura miel de abejas. «Esperemos poder certificar la pureza de algunas marcas, mediante un sistema de análisis al azar sobre muestras tomadas periódicamente, de sitios de expendio directamente, y responsabilizado mediante contrato claro y definido en su protocolo de determinación y en las penalidades», indicó.

Esto sería -añadió- sólo para productores seguros y orgullosos de la calidad de su producto y respetuosos del consumidor. Por otro lado, di, el país puede determinar la adulteración por vía del «polarímetro, por cromatografía de capa fina (la más segura), por espectrometría de Masa». Es necesario, señaló, crear seguridad en un producto de confianza que tanto cuesta producir.