Denuncia contrabando medicinas falsificadas

Denuncia contrabando medicinas falsificadas

POR EVARISTO RUBENS
El presidente de la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos (ARAPF) denunció ayer la importación de medicamentos falsificados e introducidos al país mediante la modalidad del contrabando. Carlos Leroux expresó que también se están falsificando medicamentos de laboratorios dominicanos que tienen gran demanda en el mercado nacional.

Dijo que a un laboratorio de Ecuador, por ejemplo, no se le va a ocurrir falsificar un medicamento que sólo se venda en la República Dominicana.

«Es alguien que los está falsificando en nuestro país y se está aprovechando de que es un medicamento de gran demanda. Por ejemplo, el medicamento hecho en República Dominicana que más se vende, en día pasado aparecieron 10,000 frascos de ese producto, falsificados», sostuvo.

El presidente de ARAPP señaló que también se registra la modalidad de introducir al país «contrabandos de medicamentos falsificados».

Añadió que «un desalmado de éstos» se va a Colombia, a Venezuela, a Ecuador o a cualquiera de estos países, compra estos productos falsificados, que normalmente son de laboratorios transnacionales y los trae al país, donde «hace un volao» como se llama vulgarmente en Aduanas y los sale a vender a las farmacias y a las clínicas.

Citó el caso de la falsificación en el mercado local de una supuesta antitetánica que el laboratorio dominicano que fabricaba ese producto, dejó de producirlo hace cinco o siete años.

«Sin embargo, nosotros encontramos ese producto con muchísima frecuencia en farmacias y clínicas privadas», añadió Leroux.

Señaló que los medicamentos ilegales son el principal problema que confronta el sector farmacéutico en el país, opinión que según afirma, comparte la Secretaría de Salud Pública, en razón de que ningún medicamento ilegal es seguro para la salud del paciente.

«Este negocio de los medicamentos ilegales involucra un grave riesgo para la salud suya, para la salud mía y para la salud de todo el mundo en la República Dominicana», manifestó.

Advirtió sobre los efectos negativos de «un medicamento falsificado, un medicamento adulterado, un medicamento que ya se venció, que su acción terapéutica se venció y que simplemente le quitan la etiqueta y le ponen cuatro años más de vida útil».

TLC BAJARÁ MEDICAMENTOS

Los medicamentos provenientes de Estados Unidos bajarían hasta un 16% de sus precios y provocarían una competencia hacia la baja con fármacos de otros mercados, luego que se ratifique e implante el Tratado de Libre Comercio (TLC), afirmó Leroux.

Indicó que los medicamentos que vienen de Estados Unidos representan un 12% del mercado farmacéutico dominicano, lo cuales dejarían de pagar el 3% de arancel y probablemente el 13% que pagan ahora de la comisión cambiaria.

Expresó que si un medicamento de Norteamérica que baja su precio como efecto del TLC compite con otro que se importa de Europa o que se fabrica localmente, obligaría a reducir los precios de los fármacos en el país.

«Si hay un efecto que tendría el TLC en los precios de los medicamentos, es a bajarlo, porque pagarían menos arancel, no pagarían la comisión cambiaria y entonces generaría una competencia más fiera y probablemente, los competidores de los medicamentos norteamericanos, tendrían que bajar los precios», señaló.

REBAJAS DE PRECIOS

Por otra parte, Leroux manifestó que las empresas que pertenecen a ARAPF han bajado los precios de los medicamentos en el orden de 35 a un 40%, y que incluso, un asociado, en una reciente reunión, dijo que rebajaría los precios de sus productos en un 20% adicional.

No obstante, el dirigente empresarial indicó que la entidad no tiene control de los precios de medicamentos que comercializan otros 75 fabricantes locales ni de 300 a 400 importadores.

Dijo que también el mantenimiento de precios altos en algunos medicamentos puede atribuirse a los aumentos de salarios, el incremento de algunos impuestos, el ITBIS, el alza de los combustibles, la electricidad y otros complementos de costos que se han incrementado.

Expresó que esos incrementos de costos han provocado que la reducción de los precios de los productos y específicamente de los medicamentos, hayan sido de la magnitud que debió ser por efecto de la reducción de la tasa de cambio.