Demanda de medicinas en hospitales supera fondos

Demanda de medicinas en hospitales supera fondos

El presupuesto con que cuenta el Servicio Nacional de Salud (SNS) para suplir los medicamentos a los hospitales es de RD$854 millones por año, sin embargo solo el año pasado la programación indicó que se requerían de unos RD$1,300 millones.
Pero a pesar de la abismal diferencia, el director del SNS Nelson Rodríguez Monegro, dijo que el monto no es el único que se gasta en medicinas, porque además de esto a Promese va un 40% de la subvención de los hospitales para medicamentos suplidos por esa institución, y también los centros deben comprar medicinas de manera directa.
Monegro dijo que ahí se evidencia una de las causas de la deuda de los hospitales, porque muchas veces compran a sobre precio.
Para palear la situación dijo que trabajan en la organización de ese aspecto implementando una licitación de precio y de proveedores, a modo que eso permita a los hospitales tener alternativas en donde comprar y a que precio deberán hacerlo.
En cuando al 40% que va a Promese hicieron un levantamiento en que se detectó que muchas veces los hospitales no consumían esa totalidad y llegaron a un acuerdo mediante el cual cada 4 meses, se informa qué monto consumió cada hospital y los montos que no hayan sido usados por determinado centro, se pasan a otro que lo requiera.
Explicó que esa situación se produce porque Promese no está en capacidad de recibir todos los tipos de medicamentos que requieren los hospitales para brindar la atención.
Desabastecimiento continuará. A pesar de las medidas descritas por Monegro, existen otros aspectos por mejorar y que llevarán a que, por lo pronto se pueda seguir presentando desabastecimiento en los centros hospitalarios por problemas de distribución, de acuerdo con las explicaciones ofrecidas sobre el particular por María Elena Tapia, directora de Medicamentos e Insumos del SNS.
“La parte del desabastecimiento en algunos lugares seguirá sucediendo porque cuando se programa la distribución de medicamentos, se hace en base a una población definida sin embargo existe un conglomerado que se queda fuera y que se va añadiendo sin estar contemplado”, señaló.
Dijo que para subsanar esa situación, decidieron implementar una programación ‘in situ’, que les permitirá verificar en cada región la población real pero tomando en consideración un porcentaje por encima de los valores que obtengan, a modo de cubrir la demanda que pudiera presentarse.
Expresó que esa medida forma parte de las mejoras implementadas luego de los hallazgos que encontraron en ese departamento, que ni siquiera contaba con registros de los medicamentos.