Deja la reforma tributaria a Leonel Fernández

Deja la reforma tributaria a Leonel Fernández

El presidente Hipólito Mejía dijo ayer que decidió postergar la presentación al Congreso el proyecto de reforma fiscal para que pueda ser discutido y consensuado entre las autoridades recién electas y los representantes del sector empresarial.

Mejía consideró, asimismo, como Adifícil@ que la nueva administración del presidente electo Leonel Fernández pueda cumplir sus promesas de campaña de reducir el costo de la vida en vista de que esto depende de factores que no se controlan en el país, como los precios del petróleo, los alimentos para animales y los abonos.

Esto, además, dijo, se complica con las medidas que impone el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mejía, quien en la pasada campaña electoral anunció que sometería a las cámaras legislativas en junio el proyecto de reforma fiscal, explicó decidió dejarlo en manos del nuevo gobierno y los empresarios porque a partir de ahora Ael papel de nosotros es el Congreso. No hay forma de que pase ningún proyecto si no va al Congreso.@

Mejía dijo que dejará que las autoridades electas y los empresarios Aaprueben su plan. Yo no apruebo nada, yo lo que hago es que lo espero y habló con los congresistas para viabilizar eso, porque eso tienen que hacerlo los que están en la contienda@.

Agregó que está proponiendo un diálogo entre el sector empresarial y el nuevo gobierno Apara que sean ellos quienes discutan lo que quieran y yo lo espero en el home para hacerla out o dejarlo pasar@.

El oficialista Partido Revolucionario Dominicano (PRD) tiene mayoría en ambas cámaras del Congreso. No obstante, Mejía dijo que sin una reforma fiscal se obstaculizaría el crecimiento del país. APero yo no debo participar en eso. La propuesta tiene que venir del nuevo gobierno@.

El mandatario compareció ayer a un espacio conjunto de los telematutinos Uno+Uno de Teleantillas´, y Al Día, de Telesistema, donde respondió preguntas de los periodistas Juan Bolívar Díaz, Fausto Rosario, Huchi Lora y Ramón Nuñez Ramírez. A la presentación asistió en calidad de invitado José L. Corripio, presidente del Grupo de Comunicaciones Corripio y sus hijos Manuel y José Alfredo.

En el espacio, el mandatario citó el petróleo, el costo de la vida y la seguridad ciudadana como los principales retos que deberá enfrentar el presidente electo Fernández.

Por el momento, dijo, no existen posibilidades de una reducción en los precios del petróleo esencialmente por la situación que prevalece en Irak donde los pozos del crudo siguen apagados y las refinerías destruidas.

Dijo que la nueva administración del presidente Fernández se encontrará con situaciones de Alas que no tiene control@. AEso no es juego de muñecas, tú no tienes control de los precios del petróleo ni lo va a tener nunca ni tampoco tienes posibilidades de ser inflexible con las medidas fondo monetaristas y el mercado internacional@, dijo Mejía.

Mejía se comprometió a ser un Aente de equilibrio@ y de Asolución@ a los problemas del país, pese a que, según dijo, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) nunca lo fue cuando le hizo oposición.

En este orden, criticó que los legisladores del PLD nunca dieran respaldo en el Congreso a ninguna de las iniciativas del poder Ejecutivo, entre ellas el Tratado de Libre Comercio (TLC), el acuerdo con el FMI o préstamos del BID.

ALo que le aseguro es que no estoy presto a tomar la misma posición indecorosa que hubo de antes. Somos personas para las que el país está por encima de nuestros propios intereses@, dijo el presidente Mejía.

Se comprometió a hacer las cosas que haya que hacer para que la población no sea perjudicada y no seguir Acon el atavismo de que todo lo que salga del gobierno es malo@.

Mejía dijo que tan solo en los tres primeros meses de este año el gobierno destino RD$7,600 millones para el subsidio a la electricidad y RD$1,800 millones para el gas propano.

Asimismo Mejía informó que envió a Washington al secretario Técnico de la Presidencia, Carlos Despradel, para negociar la segunda revisión del acuerdo con el FMI, afectada por algunos incumplimientos.

Mejía estuvo de acuerdo en que el país necesita de una disciplina fiscal y monetaria, pero que también el gobierno no puede paralizar la terminación de los acueductos de la Línea Noroeste ni el de la zona oriental de Santo Domingo, en proceso de ejecución.