Defensa de pilotos franceses presos refuta lazos con narcotráfico

Defensa de pilotos franceses presos refuta lazos con narcotráfico

AFP. La defensa de los dos pilotos franceses detenidos hace un año en República Dominicana refutó este lunes que éstos formen parte de una red internacional de narcotráfico -como señala la acusación del Ministerio Público-, durante una audiencia preliminar al juicio.  

Cuatro franceses, entre ellos dos pilotos, fueron arrestados el 21 de marzo de 2013, cuando intentaban viajar en un avión privado con un cargamento de 700 kilos de cocaína desde el aeropuerto del balneario Punta Cana (155 km al este de Santo Domingo) hacia Francia.

Los pilotos «no son responsables de nada que tenga que ver con equipajes de vuelos comerciales», dijo el abogado defensor, Fabián Melo, ante la jueza del Tercer Juzgado de Instrucción en Santo Domingo. «Eso solamente está en la mente del Ministerio Público, ninguna de las pruebas sustenta esto», añadió.

Los detenidos de origen francés son los pilotos de la aeronave, Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, el asistente de vuelo Alain Castany y el pasajero Nicolas Pisapia.

De su lado, el fiscal Milcíades Guzmán aseguró a la magistrada Elka Reyes que los dos aviadores viajaban desde 2012 a diferentes destinos europeos con los mismos pasajeros para realizar operaciones de narcotráfico.

«En esos pilotos hemos podido detectar una actividad fuera de la rutina que tiene que llevar a cabo un piloto: perniciosa, cuidadosa, muy inteligente», declaró Guzmán.

Este jueves, en la tercera audiencia del juicio preliminar, continuaban las réplicas de las defensas de los cuatro franceses y más de 40 dominicanos, entre agentes antinarcóticos, aduaneros y de migración, acusados de complicidad en el trasiego.

La siguiente audiencia está prevista para el jueves y al final del proceso la jueza determinará si enjuicia a los acusados o como piden los defensores de los franceses se declare la libertad bajo fianza, al alegar que ya pasaron un año en prisión preventiva a la espera de juicio.

La defensa de los pilotos considera que éstos no estaban obligados a conocer el contenido de las 26 maletas atribuidas al pasajero del avión, en las cuales se halló la droga.