Decoremos con Kiki: Esa pared protagonista

Decoremos con Kiki: Esa pared protagonista

Dar acento a una pared no es algo nuevo; sin embargo, las tendencias decorativas han traído de vuelta esta práctica que transforma cualquier espacio de forma fácil y económica. Podemos lograr puntos focales, ampliar o destacar visualmente un área con tan solo tratar una pared de forma distinta.
La manera más sencilla se logra con el uso del color. Aplicando pintura y nada más, ya tenemos un cambio. Es lo que llamamos profundidad visual, se logra dando un color diferente a esa pared que quieras destacar. Bien puede ser en la sala, o la pared de fondo del comedor y quizás esa en la cabecera de la cama, no dejes de colocar tus cuadros o repisas, le darás aun más carácter.
Puede ser de un tono claro o más oscuro que el resto de la estancia, pues con ambas fórmulas se logran efectos visuales interesantes.
En caso que vayas por un color oscuro, debes asegurarte de tener el área bien iluminada para lograr el efecto que deseas.
Esas zonas “aburridas” como recibidores, pasillos y áreas de paso reviven a los pies del color, allí puedes arriesgarte con tonos vibrantes y con esos que te gustan, pero que no te atreves a usar demasiado.
El papel tapiz es otra opción para que esas paredes digan “aquí estoy”. Pueden ser de flores, formas y tal vez con texturas. Con el uso del papel puedes lograr un universo decorativo. Drama o calma, calidez o eclecticismo, en fin…, eso lo decides tú y el papel ayuda. Recuerda siempre que antes debes acondicionar el área donde se va a colocar el tapiz, ver que no tenga filtraciones y que esté lisa.
Ese estampado de flores grandes al que no has podido quitarle la vista de encima lo puedes colocar con el resto de tus paredes en neutros, blancos o algún tono que esté en el estampado en su versión más clara.
Para crear contrastes usa tu pared para agregar calidez a tonos fríos, pajaritos o estampas florales para dar romanticismo o alguno que asemeje madera rústica si predomina en el área la madera pulida. Mantén la armonía dando carácter a una sola pared si el color es muy vibrante o el papel pintado es muy llamativo.
No te limites solo al color o el papel, para crear paredes de impacto usa molduras que puedes pintar o crea composiciones de fotografías o cuadros, añade repisas con libros y piezas para dar más carácter. Los espejos siempre son un punto focal, ya sea que los uses pequeños con otros elementos o uno grande que ocupe gran parte de la pared. Juega con marcos en materiales y colores diferentes.
Busca esa pared que será la nueva protagonista de tu espacio, ya sea en la habitación de los niños, la cocina o en la sala y verás cómo cambia el ambiente y la visual atrayendo todas las miradas.