Decorando el siempre olvidado dormitorio de invitados

Decorando el siempre olvidado dormitorio de invitados

Como dormitorio de visitas suele escogerse el cuarto más aislado y angosto de la casa. Por lo regular, las personas adoptan este espacio para almacenar objetos que solo usan de manera ocasional o que están en desuso.
Solo cuando llegan huéspedes se procede a acomodar las cosas en un rincón, y disponer una cama para el descanso de los mismos.
Lo que muchos desconocen es la importancia de la correcta ambientación del cuarto de invitados.
Es fundamental que un buen anfitrión ponga especial atención hasta en el más mínimo detalle del lugar donde descansará ese convidado que a lo mejor lleva años sin visitarlo y recorre cientos de kilómetros para compartir con él y sus familiares.
Al momento de decorar, limpiar, pintar o remodelar la casa, este espacio también debe ser tomado en cuenta.
En primera instancia, la limpieza juega un rol esencial en el embellecimiento de esta estancia, que siempre debe mantenerse limpia, bien ventilada y ordenada, puesto que hay visitas que llegan de sorpresa y no resultaría agradable que se topen con una zona vuelta un caos.
Otro punto importante es que su decoración sea neutra, y a la vez, acogedora.
Lo correcto es que el cuarto de invitados sea para todos los gustos. Asegúrate de escoger un tono claro para la pared, la ropa de cama y los textiles y animarlos con detalles coloridos.
También es imprescindible cuidar detalles como el tamaño de la cama, si los asistentes vienen con niños… los espejos, las toallas, el área para acomodar la ropa, la iluminación, los aromas y otros pormenores que harán que los amigos o familiares que visitan desde ciudades lejanas se sientan como en casa.

La pieza estrella

La cama es la pieza más importante para que los invitados estén cómodos. Si la habitación posee un espacio amplio, opta por una grande, pero si el área es reducida, es recomendable un sofá-cama o una cama nido. Procura colocar en ella sábanas y almohadas de una tela suave. En cuanto al color, selecciona un tono neutro. Eres libre de agregar un toque de color, que bien puede ser un cojín con un estampado divertido.

¡Que no falten las flores!
Colocar un bonito jarrón con flores naturales en una mesita es un detalle que “derretirá” a tus invitados. No hay mejor forma que dar una cálida bienvenida que con unas decorativas y perfumadas flores.

Detalles que encantan
Espejos, cuadros, relojes, una jarra con agua, lámparas… además de ambientar, hacen que los huéspedes se sientan acogidos.

Que todo huela bien
Además de limpiar y ventilar bien la habitación, puedes colocar un perfumador o unas velas aromáticas con una esencia suave.

Si cuentas con un dormitorio  espacioso, una  idea es disponer  un rincón de lectura, donde no puede faltar un sillón, una lámpara y una mesita con  libros o revistas.