De La Hoya y  Mayweather hoy en la “pelea del año”

<SPAN>De La Hoya y  Mayweather hoy en la “pelea del año”</SPAN>

Por CARLOS NINA GóMEZ
 (6 de 6)
¿Qué se espera para esta noche?
¿Qué esperan los fanáticos para cuando, cerca de las 11 de la noche en el cuadrilátero instalado en la arena del MGM de Las Vegas (estado de Navada, EE. UU.), dé inicio al combate De la Hoya-Mayweather?.

 Los más agudos críticos dicen que será una pelea que nadie olvidará…porque sus protagonistas, además de estar en excelentes condiciones físicas, sudan “fiebre de alto optimismo”.

Maywerather, el más parlanchín, asegura que nuevamente celebrará una victoria y que mantendrá limpio su expediente de 37-0.

Es tan categórico el cuatro veces monarca del mundo nacido en Detroit que no le da chance a su contendor a quien sindica como “miedoso y cobarde”.

De la Hoya, de acuerdo con el criterio de los expertos, ha tenido que trabajar más fuerte que Mayweather en poco más de dos meses y medio.

¿Razón?. El seis de mayo del 2006 fue la última vez que De la Hoya subió a un cuadrilátero. En la ocasión sólo permaneció en acción poco más de 16 minutos. En el sexto round devastó al nicaragüense Ricardo Mayorga y le quitó la corona de los medianos juniors del CMB que hoy ostenta.

El haberse alejado tanto tiempo de los ensogados es un punto negativo que tiene De la Hoya…¡y que puede ser aprovechado, al máximo, por Mayweather!.

Mayweather sólo ha estado ausente del ring unos cuatro meses. En diciembre pasado, en 12 asaltos -que resultaron bien cómodos- “paseó” al argentino Carlos Baldomi quien había ganado fama tras sus dos victorias corridas frente a Zad Judah y Arturo Gatti.

Pero los analistas exponen que Mayweather, ante un blanco tan fácil como Baldomir, debió terminar el pleito antes del límite.

Más bien aquella pelea fue un “fogueo” para Mayweather quien estaba consciente que su gran proyecto era el que justamente piensa materializar la noche de mañana cuando choque guantes con De la Hoya. De igual modo, -y este criterio a favor de De la Hoya- cuestionan que Maywether tenga, en el peso mediano júnior (división que invade), el mismo ímpetu que ha dejado ver en todos sus combates.

¿Tendrá Mayweather la misma velocidad -de manos y piernas- peleando en las 154 libras?

Aquí tienen la respuesta: Puede que sí, puede que no…en los primeros dos tercios del combate Mayweather, casi seguro, se presentará con velocidad. Especiamente de piernas, pues hará una pelea a larga distancia, danzando y tratando de neutralizar la eficiencia técnica y ofensiva del campeón.

Sin embargo, después del séptimo round el invicto gladiador aspirante a anexarse su quinta faja mundial no será el mismo…por lo menos en velocidad de piernas.

Asimismo, al llegar al séptimo round habría que observar si Mayweather tendrá su cuerpo sin maltratos…¡y esto no será posible en razón de que De la Hoya, un eficiente esgrimista a la corta distancia, siempre tratará de llevarlo al centro del cuadrilátero e irse a “los palos”.

De la Hoya sabe que no corre mucho peligro en realizar un combate en el cuerpo a cuerpo con Mayweather quien no es dueño de una fulminante pegada…¡y mucho menos en una división, como la mediano júnior, en la que no tendrá la misma fuerza en sus  puños. Los analistas precisan que Maywether, en su peso prácticamente natural (el welter) no pudo depositar en el piso a Baldomir, un vulnerable púgil, con poca defensa, mucho menos estará en capacidad de enviar a la lona a De la Hoya quien ha medido puños con duros pegadores de la calidad de Tito Trinidad, Fernando Vargas, Ike Qwartey, Julio César Chávez y Bernard Hopkins.

En Hopkins los analistas señalan que contra éste De la Hoya hizo una pelea en los pesos medianos división en la que se presentó lento, con pocos reflejos y fue sorprendido con dos fuertes puños: Jut a las costillas y recto a la barbilla para terminar  las acciones fracasado con un nocaut en el noveno asalto.

Llegó la hora…¡el momento esperado!.

No hay mañana y esta noche, en la arena del MGM de Las Vegas, Nevada, Oscar de la Hoya y Floyd Mayweather van al tan esperado cruce de guantes. Disputarán la faja mediano júnior del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

 En la entrega final (la número seis) de esta serie de trabajos, basada en un objetivo análisis,  plasmamos “puntuales” aspectos que pueden ocurrir en el trayecto de la supermillonaria reyerta de puños enguantados.

Estos son los puntos básicos

Sobre Floyd Mayweather. Su principal característica es la velocidad. Es veloz de manos y piernas. Es normal que su trabajo, sin importar el rival que tenga de frente, se centre en la pelea a corta distancia.

Pero también fusiona ese tren de combate con el de larga distancia. Este accionar, ante De la Hoya, va a depender de las circunstancias que suelen presentarse en cualquier pelea.

Se cree que al primer toque de la campana Mayweather, en su condición de retador, irá hacia el cuerpo del campeón. Buscará poner en ejecución su mano izquierda (en jab) repetida. Con su jab siempre  buscará el rostro de De la Hoya y tratará de combinarlo, como lo hace en sus combates rutinarios, con la derecha en recto corto.

El estilo de Mayweather, casi siempre, será en función de la danza. Buscará danzar, pelear en los laterales, moviendo con elegancia y rapidez su torso. Ese es su estilo normal, el de un artista de las cuerdas.

EL PESAJE.

Ante más de 5000 personas en una fiesta inolvidable en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, el “Golden Boy” Oscar De La Hoya y el “Pretty Boy” Floyd Mayweather dieron el peso. De La Hoya marcó el límite de la división con 154 libras, mientras que Mayweather hizo 150 libras en la balanza oficial.

Abundaron las figuras célebres del boxeo como Félix “Tito” Trinidad, Tommy Hearns, Shane Mosley, Marco Antonio Barrera, Juan Manuel Márquez, Roberto Durán y José Sulaimán, entre otros.