De aquí y de allá
Sorpresiva llamada

<STRONG>De aquí y de allá<BR></STRONG>Sorpresiva llamada

Sumamente agradable resultó la llamada que recibí   ayer desde las oficinas de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), cuando Carolina Ovalles me dijo: “le comunico con Feliz Vinicio Lora”.

Puedo decirles a todas las personas que preguntan por el presidente de la institución y productor del programa “Ha llegado la Hora de Feliz Vinicio Lora”, que el líder sigue superando el   percance de salud que lo sacó de sus labore cotidianas. Nuestro hermano querido puede sostener una conversación casi normal con otra persona. Las terapias físicas, del habla y psicológica han hecho milagros en Feliz Vinicio, quien todavía se mueve  con la ayuda de un bastón. La cadena de oraciones, tanta gente preocupada por su salud desde el  24 de marzo cuando fue afectado por el accidente cerebrovascular, han dado sus resultados. Feliz tiene un admirable deseo de seguir recuperándose. Lo último que nos dijo durante la conversación de ayer fue: “Vuelvo para el programa más rápido de lo que pensaba”. ¡Amén!