David será operado para
corregir problemas rodilla

David será operado para<BR>corregir problemas rodilla

BOSTON.- Julio Lugo no pudo resistirse a hablar un poco cuando vio a su amigo David Ortiz conversando con la prensa. “Esta noche tendremos un verdadero bateador designado”, dijo Lugo. “Necesitamos algo de poder en el puesto de designado”.

Lugo, normalmente el primer bate, hizo las veces de bateador designado para el partido del lunes y Ortiz se quedó en la banca.

El dirigente Terry Francona había estado pensando darle un día de descanso al toletero desde hace algún tiempo, y no pudo venir en un mejor momento.

Aparte de que Ortiz tiene de 34-5 de por vida frente al abridor de los Devil Rays Scott Kazmir, el descanso le hizo muy bien a la rodilla derecha del bateador, pues le ha estado molestando últimamente.

“Mi rodilla me ha estado doliendo otra vez”, dijo Ortiz.

“No lo sé, creo que un día libre nunca hace mal. Fallé muchos lanzamientos ayer, y recibir un día libre frente a un lanzador que siempre te ha dominado… no esta nada mal”.

Justo después de la pausa de Estrellas, Ortiz les reveló a los reporteros que había estado jugando con una torcedura en el menisco derecho desde junio del 2006. La rodilla le había dejado de molestar, pero ahora que volvió el dolor Ortiz está seguro de que se va a operar este invierno.

“Lo haré”, dijo él. “Definitivamente tengo que hacerlo, o de lo contrario voy a tener que pasar lo mismo de nuevo y no quiero hacerlo. Además, podría empeorar, y no me voy a poner más joven”.

HACIA COOPERSTOWN

Pedro Martínez está de regreso en Nueva York, y los Mets están felices por eso. Sin embargo, un pedazo de él (tal vez pronosticando el futuro) irá al Salón de la Fama de Cooperstown.

Martínez donó el lunes la camiseta que tenía puesta cuando consiguió su ponche 3,000 al Salón de la Fama del béisbol, como parte de una ceremonia previa al partido en el Shea Stadium que le rendía honor al acontecimiento.

La camiseta será parte de una exhibición existente en Cooperstown que conmemora a los 15 miembros de uno de los clubes más exclusivos del béisbol.

“Esta pieza es un gran tesoro”, dijo Brad Horn, representante del Salón, quien recibió la camiseta.

“Cuando ves la lista de los miembros del club de los 3,000 ponches, Pedro se encuentra en compañía de una increíble élite, junto a algunos de los grandes nombres del pitcheo en la historia del juego”.

“No estaba pensando en los 3,000 ponches”, dijo Martínez luego de alcanzar la marca. “Se siente muy bien, pero no se compara con estar de regreso en el equipo”.