Danilo y Margarita

Danilo y Margarita

Despejada cualquier duda, si es que acaso la había, ha quedado conformada la boleta electoral peledeísta para las candidaturas a la presidencia y vicepresidencia respectivamente.

El binomio Danilo Medina- Margarita Cedeño de Fernández fue proclamado para emparejar con el binomio opositor Hipólito Mejía- Luis Abinader. Se inicia una nueva fase en la contienda política destinada a legitimar otro cuatrienio de mandato democrático del Estado dominicano.

El Partido de la Liberación Dominicana ha gobernado por dos períodos de modo consecutivo, algo similar a lo que hiciera el Partido Revolucionario Dominicano entre 1978 y 1986, con la excepción de que en aquella ocasión hubieron dos ejecutivos, don Antonio Guzmán y el Dr. Salvador Jorge Blanco, en tanto que entre el año 2004 y el 2012 habremos tenido un solo gestor, el Dr. Leonel Fernández Reyna.

El día 12 de abril de 2011 escribíamos en este mismo diario un artículo titulado Las ideas y los hechos. En ese trabajo citábamos a Juan Bosch cuando instruía: «La clave para saber si una línea política es correcta está en determinar con claridad a quién beneficia esa línea o quien beneficiará a la larga; es incorrecta si está llamada a beneficiar de alguna manera, parcial o total, directa o indirecta, a los enemigos del pueblo; si beneficia al pueblo y no sólo a una parte del pueblo, es correcta».

Cerrábamos el escrito diciendo: “La mayoría de la población dominicana tiene reducido su poder adquisitivo para dotarse de bienes y servicios básicos. La gente se siente insegura, las atenciones a la salud y el precio de los medicamentos son inasequibles a un gran número de personas. Hay muchos jóvenes ociosos con baja escolaridad atrapados en las redes de las drogas y la delincuencia. Hay mucho espacio para mejoría; aunque se nos acorta el tiempo, todavía podemos salvar al paciente. Retomemos el camino real. ¡Que así sea!»

El martes 24 de mayo 2011 salió publicado otro trabajo nuestro con el título de Tiempo de Danilo. Decíamos en esta ocasión:»El Partido de la Liberación Dominicana debe abrir bien los ojos y remover la cerilla de los oídos para que pueda ver y escuchar con atención las quejas y reclamos de ese pueblo que con su voto ha legitimado dos gobiernos morados continuos, esperanzado en que mejorarían las condiciones de vida de todo el conglomerado.

Juan Bosch nos repetía que las masas populares no pertenecen a un partido o líder en particular sino que se van con quien mejor logre conducirlas. La gente da muestra de agotamiento y frustración, empieza a mirar alrededor y anda en busca de alternativas ante la amenaza de una asfixia económica y social. Hay mucho descontento y estrecheces en el seno de cientos de miles de familias humildes. Esa gente quiere cambio, no está conforme con la situación reinante… Si en lo inmediato empezamos a enderezar entuertos y damos señales de gobernar pensando más en los desposeídos que ahora carecen de servicios básicos con calidad y le diligenciamos ingresos que les permitan vivir con decencia, al tiempo de ofertarles garantía de que puedan andar por esos caminos de Dios sin el temor de ser asaltados o asesinados.

Es así como el pueblo volverá a enamorarse de nosotros y legitimará a Danilo como presidente de todas y todos los dominicanos para bien de la nación entera». Ahora agregamos: un cierre de gestión gubernamental con sabor a pueblo convertiría a la hoy primera dama en vicepresidenta electa. ¡Que así sea!