Cumplamos con nuestros atletas galardonados

Cumplamos con nuestros atletas galardonados

Que conste, que en esta entrega no estamos defendiendo atletas particulares, sino a todos aquellos que por su rendimiento y sobre todo por haber obtenido medalla de oro, se les prometió un apartamento de haberla obtenido, situación que ha sucedido en varias ocasiones, sin que el Estado Dominicano, por intermedio del Ministerio de Deportes y Recreación haya honrado el compromiso.
Recordamos que el primer medallista olímpico, el boxeador Pedro Julio Nolasco, ganó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984 medalla de bronce, hecho que llenó de orgullo a todos los que aupamos a nuestros atletas.
Un reconocimiento muy especial a nuestro Félix Sánchez, que no obstante tener la posibilidad de representar a los Estados Unidos de América, en donde nació y realizó sus entrenamientos, prefirió figurar en la representación de nuestro país en las Olimpiadas de Beijing, China en 2008 obtuvo la medalla de oro. Este galardón lo ganó de nuevo en las Olimpiadas de Londres, Reino Unido, en el año 2012. Residiendo permanentemente en los Estados Unidos, no sabemos si estas preseas le merecieron el otorgamiento del apartamento prometido a todos los medallistas de preseas doradas. Sin embargo, obtuvo un premio, a nuestro entender, más importante al ser designado con su nombre el estadio olímpico de Santo Domingo.
En los juegos Panamericanos de Guadalajara, México, 2011, se les había prometido a los que obtuvieran preseas de oro un apartamento, ya que la mayoría de los atletas son de extracción humilde y para dedicarse a deportes donde no se obtienen individualmente grandes recursos económicos, se guarecen en las instituciones castrenses, para poder así contar con un respaldo sólido que les permite entrenar sin sobresaltos.
Toronto, en el año 2015 fue escenario de los últimos Juegos Panamericanos, en donde se les había prometido un apartamento a todos aquellos que lograsen subir al podio al obtener la medalla de oro. Sin embargo, un año ha transcurrido y la frustración se ha hecho latente en todos los que se esforzaron y lograron salir airosos.
El Estado Dominicano debe hacer una distinción entre las diferentes disciplinas a las que se dedican los atletas. No es lo mismo un deportista que practica la halterofilia, esgrima, bádminton, triatlón, canotaje, natación, velerismo, lucha, karate, ping pong y hasta campo y pista, que los que se destacan en básquetbol, voleibol, ciclismo, fútbol, boxeo o béisbol y tenis, los cuales son observados por escuchas profesionales que aquilatan su comportamiento y, de tener un desempeño sobresaliente. pueden ser firmados para un club profesional, tanto en el país como en el extranjero, que les pagará una buena suma de dinero.
Se aproximan los juegos Olímpicos de Río, Brasil, 2016. Nuestros atletas tienen varios meses fogueándose para tratar de obtener un desempeño decoroso. Estamos seguros que el Ministerio de Deportes, como de costumbre, ofrecerá un apartamento a todos aquellos que ganen medalla olímpica, ya que en estas competencias competirán más de cien países y al participar miles de atletas, se hace cuesta arriba obtener una presea dorada.
Para nosotros resulta un fiasco, por no decir un engaño a todos los atletas de las diversas, que haciendo la mayor de las veces un esfuerzo titánico, obtienen por su desempeño una presea, sea esta de bronce, plata o la más valorada, de oro. En estas olimpiadas, esperamos que no surjan desengaños de parte de los funcionarios gubernamentales como ha sucedido en el pasado. Una manera de obligar al Ministerio, sería trabándole un embargo en caso de incumplimiento. ¡Mucha suerte a todos nuestros deportistas!