Cuide su cuello y escote y lucirá mucho más joven

Cuide su cuello y escote y lucirá mucho más joven

El escote presenta características especiales por su film hidrolipídico, espesor, contenido de agua y la densidad de melanocitos. Esta zona del cuerpo sufre de deshidratarse por la baja densidad de glándulas sebácea, sudoríparas y el fino espesor de la epidermis.

La piel del escote es tan fina que aveces en pieles blancas dejan entrever venas azules, a esto hay que agregarle que debe soportar, por su proximidad, el peso de los senos. Otro inconveniente que puede hacerle daño son las radiaciones solares UV, debido a que la cantidad de melanocitos son menores que los del rostro.

LA IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA

Si el escote no se cuida, aparecen arrugas cruzadas que tienden a envejercerlo en una forma considerable, por lo que los especialistas recomiendan una rigurosa limpieza, por lo menos una o dos veces al día, para eliminar las impurezas que se acumulan en la piel durante el día.

Una loción a base de miel es un remedio natural excelente debido a que posee efectos bactericidas, nutritivos, cicatrizantes y antisépticos. Su forma de prepararla es sencilla: se toma medio litro de agua mineral y se disuelve una cucharada sopera de miel, se mezcla y se aplica en el escote con una compresa de algodón.

Para que la miel se mezcle mejor es ideal utilizar unas gotas de agua caliente. La aplicación de esta loción es para todo tipo de piel, pero está especialmente indicada para eliminar los granitos que aveces se asientan en el escote.

También se logra una buena limpieza mediante la aplicación de un “peeling”, una o dos veces por semana, mediante el cual se eliminan las células inservibles para dejar ver la belleza natural de la piel y para flexibilizarla.

El “peeling” ayuda a que los preparados cumplan mejor su objetivo y aumente la regeneración de la piel. Se aplica con movimientos circulares desde el cuello hasta la base del pecho.

Otro método para la limpieza es la mascarilla, como la preparada con pepitas de uva o de avena. La primera se prepara con una pepita de glicerenia, se mezcla y se unta en toda el área para luego retirarla con abundante agua.

La mascarilla de avena se prepara, en cambio, tomando 100 gramos de avena en grano y se añade 2 o 3 cucharadas de aceite de almendras dulces, se mezcla bien y se aplica en la piel. La avena se puede sustituir por granos de trigo.

LA TONIFICACIÓN

La tonificación es el segundo paso para mejor el aspecto y la textura de la piel del escote y se usa de la siguiente manera: para la piel grasa agua de romero o agua de menta; agua de violeta para la piel delicada o inflamada; agua de manzanilla para la piel seca o con tendencia hacia la sequedad.

Los chorros de agua fría en el escote, los senos y el cuello fortalecen toda la zona y evitan la flacidez de los tejidos.

OTRAS MASCARILLAS

Otras clases de mascarillas de gran utilidad por que están elaboradas a base de ingredientes hidratantes son las preparadas con miel, yema de huevo y harina de avena, ésta se usa una o dos veces por semana luego de limpiar el escote.

Forma de preparación: se mezclan los ingredientes en partes iguales y se aplica por 20 minutos, luego se retira con agua tibia. Esta mascarilla tiene la propiedad de suavizar, nutrir y limpiar la piel.

Mascarilla de manzana y una yema de huevo: se baten ambos ingredientes  y se aplica por 20 minutos retirándose con agua tibia. Esta mascarilla nutre y revitaliza la epidermis de la piel.