Cuello cree atinada reestructuración deuda externa

Cuello cree atinada reestructuración deuda externa

POR EVARISTO RUBENS
El economista Federico Cuello consideró ayer como muy importante y atinado el anuncio de la reestructuración de la deuda externa hecho por el presidente Leonel Fernández. Dijo que la reestructuración de la deuda externa estaba congelado por el incumplimiento del gobierno saliente de la segunda versión del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El anuncio del presidente Fernández, de la reactivación de las negociaciones con el FMI para que el programa se ejecute, es lo que hará posible la renegociación de la deuda externa, expresó.

Cuello manifestó que ese anuncio aliviará los compromisos inmediatos en divisas de la República Dominicana para los próximos años.

En su discurso de toma de posesión ante la Asamblea Nacional, Fernández recordó que recientemente el influyente diario norteamericano The New York Times trajo la noticia de que en los mercados financieros internacionales se  tiene la impresión de que República Dominicana está en el umbral de un default (en la cesasión de pagos).

El jefe del Estado agregó que «para contrarrestar dicha percepción e impedir las consecuencias nefastas que ésta pudiese generar, la República Dominicana procederá en lo inmediato a una reestructuración de la deuda externa, en consistencia con los criterios del Fondo Monetario Internacional y el Club de París, que le permitan a nuestro país un alivio en el cumplimiento de su carga financiera».

Indicó que al meditar sobre el nuevo perfil de la deuda externa del país, descubrimos las complejidades del mundo contemporáneo, y de la cautela que ha de mantenerse para representar de la mejor manera posible los intereses nacionales.

Señaló que «ahora, los que deciden el destino financiero de los pueblos son unos jóvenes de entre 25 y 35 años de edad, bien educados y entrenados, los cuales trabajan para agencias calificadoras de riesgo, como Moodys, Standard and Poors y Bear Stearns, así como para bancos de inversores, como J.P. Morgan, Lehman Brothers y Morgan Stanley».

Expresó que esos jóvenes asignan calificaciones a los países, de acuerdo con su comportamiento económico. A algunos les otorgan A, para decir que están muy bien. A otros, B plus, para indicar que están bien; a otros, simplemente B, para señalar que están regular; y a otros C, para apuntar  que están mal.

El Presidente Fernández dijo la República Dominicana le han otorgado CCC, que es como si fueran a decir que estamos muy, muy, pero muy mal.

Recordó que en la actualidad, sólo Argentina, después de un demoledor colapso financiero de hace algo más de dos años, tiene en América Latina una calificación inferior a la de la República Dominicana. 

Consideró que ahora, esta imagen hay que cambiarla con urgencia, este proceso hay que revertirlo. De lo contrario, nos quedaremos sin nuevos flujos de recursos e inversiones frescas. Permaneceríamos aislados en el mundo, lo cual sólo precipitaría irremediablemente nuestra decadencia económica y social.

Con respecto a la deuda externa, dijo Fernández cabe señalar que cuando llegamos al gobierno, por vez primera, en el 1996,  la deuda externa de la República Dominicana era de 3 mil 810 millones de dólares.

Indicó que 4 años después, en el 2000, cuando descendimos del solio presidencial, esa deuda había disminuido a 3 mil 635 millones de dólares.

Fernández se preguntó que ¿quién, en su sano juicio, jamás habría pensado que en el período constitucional que en estos momentos llega a su fin, esa deuda sería llevada a 7 mil 200 millones de dólares, esto es, casi al doble de la que había cuatro años antes?

El economista Cuello consideró que la medida mas importante anunciada por el nuevo Presidente en su discurso fue la que tiene que ver con la recepción adelantada de recursos de inversión extranjera que serán depositados en los bancos Central y de Reservas y que permitirán saldar los certificados que ha emitido el Banco Central para hacer enfrente a la crisis de los bancos que quebraron.

Dijo que eso despeja muchas dudas y alivia en gran medida el golpe que iba a recibir el país como resultado de ajuste fiscal, que ahora incluirá menos recursos para los próximos años y será una de las señales mas importantes de que retorna la confianza a la nación de parte de la comunidad internacional. 

Cuello manifestó que es muy atinada la decisión del nuevo gobierno de liquidar todos los certificados y que va a honrar plenamente sus compromisos, con los recursos que inversionistas nacionales y extranjeros van a depositar en los bancos Central y de Reservas.

Dijo que esa es una muestra de que la comunidad internacional recupera la confianza en la República Dominicana.