¿Cuáles partidos políticos?

¿Cuáles partidos políticos?

Millizen Uribe

Los partidos políticos pueden definirse como instituciones que buscan conquistar el poder político y ejercerlo.

Maurice Duverger, uno de los teóricos contemporáneos más importantes de este tema, en su obra “Los partidos políticos” señala que esta comunidad tiene una estructura particular caracterizada por sus relaciones internas.

Giovanni Sartori, en su obra “Partidos y sistemas de partidos” indica que compiten en elecciones y que mediante ellas buscan colocar a sus candidatos en cargos públicos.

El origen de los partidos se ubica a mediados del siglo XIX en Europa y está vinculado al parlamentarismo, la reafirmación de la clase burguesa y a la participación de sectores industriales y comerciales. Inicialmente eran grupos parlamentarios que se articulaban en función de intereses.

Luego pasaron a ser comités electorales. Más adelante el sufragio se amplió a sectores populares y a partir de ahí adquieren connotación de representación de corrientes políticas que buscan llegar al poder para tomar decisiones. Evolucionan y se diversifican, siendo algunos de cuadros, otros de masas, catch all, clasistas, entre otros.

Actualmente muchos entienden que los partidos políticos son una pieza fundamental de la democracia. Sin embargo, autores como Mosei Ostrogroski advierten que algunos de estos pueden volverse burocráticos y más que representar a la sociedad, manipular al electorado, mantener su aparato partidario y cuidar exclusivamente sus propios intereses.

En este sentido, Robert Michels dice que a los partidos solo les preocupa su propia supervivencia. Tanto así que suelen olvidarse de sus principios y de la masa representada. El partido fue creado para un fin pero cuando se convierte en el fin en sí mismo, con metas e intereses propios, se distancia de la clase a la que representa.

República Dominicana es un buen ejemplo de esto. Actualmente el debate político se limita a la necesidad de una nueva ley, en un país con poca vocación jurídica, sobretodo de las mismas autoridades, y el nombre de otro partido.

Sin embargo, debemos dejar de repetir como papagayos que los partidos políticos son fundamentales para la democracia y comenzar a hacer distinciones entre ellos y cuestionar si alguna de estas entidades cumple su rol, ese para el cual le entregamos millones de pesos a través de la Junta Central Electoral. ¿Hasta cuándo seguiremos atados y condenados a partidos políticos que no representan los intereses del pueblo? Un nuevo país amerita nuevas instituciones y seres humanos. Debemos romper el círculo vicioso.

Antonio Gramsci dice que la función de un auténtico partido político es ser germen de una nueva voluntad colectiva nacional-popular, además de organizador de una reforma intelectual y moral capaz de generar una nueva concepción del mundo. Algo extremadamente necesario en República Dominicana.

Millizen Uribe

Millizen Uribe

Periodista. Editora del Periódico HOY Digital